Lo más visto

Emergencia de salud pública por adictos a drogas

Alrededor de 100 personas mueren al día por sobredosis de opiáceos y heroína.

Enlace copiado
Enlace copiado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró ayer la epidemia de adicción y muertes por sobredosis de heroína y opiáceos como emergencia de salud pública en el país. “Nos enfrentamos a la peor crisis de drogas en la historia estadounidense”, dijo en la Casa Blanca, donde estuvo acompañado por personas que perdieron a familiares debido a este problema y por adictos rehabilitados. “Podemos ser la generación que pone fin a la epidemia de opiáceos”, manifestó Trump. 

“De manera efectiva a partir de hoy (ayer), mi gobierno declara la epidemia de los opiáceos como una emergencia de salud pública”, dijo el gobernante.

En Estados Unidos mueren 91 personas cada día, en promedio, por sobredosis de opiáceos, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Trump aseguró que Estados Unidos es el país que más analgésicos opiáceos consume en el mundo y recordó que el abuso de esos medicamentos causó la muerte de 64,000 estadounidenses el año pasado.

Esta emergencia pública deberá ponerla en marcha el Departamento de Salud, con base en la ley del Servicio de Salud Pública. Permite focalizar los recursos existentes en zonas concretas y flexibiliza leyes y regulaciones para abordar con premura el problema. Sin embargo, no obliga a dar fondos adicionales. Además, es una medida de menor alcance de lo que se esperaba, en especial por la gravedad con la que hablaba el presidente.

Trump tenía la opción de hacer una declaratoria de emergencia nacional, como se hace en caso de atentado terrorista o catástrofe natural. Así, habría permitido el uso de fondos de FEMA, la agencia federal de gestión de emergencias, pero no sucedió.

La emergencia de salud pública tendrá una duración de 90 días y podrá prolongarse por otros 90 días hasta que el presidente diga.

El anuncio llega el mismo día que se informó que la muerte de una bebé en el área de Pittsburgh, en agosto pasado, se debió a una exposición accidental a carfentanilo, un tranquilizante de elefantes a veces mezclado con heroína.

La niña de un año fue hallada inconsciente el 6 de agosto en una casa en McKees Rocks. La madre ha publicado en su cuenta de Facebook que una niñera estaba a cargo de su hijita cuando ocurrió el incidente.

Lee también

Comentarios