Lo más visto

En Florida puede definirse el próximo presidente EUA

Los cubanos en Miami tienen una larga trayectoria como la principal minoría inmigrante. Pero en la zona de Orlando hay un “boom” de los puertorriqueños.
Enlace copiado
En campaña.  Hillary Clinton saluda al actor y cantante cubanoamericano Jencarlos Canela (izq.) afuera de un centro de votación temprana en West Miami, Florida.

En campaña. Hillary Clinton saluda al actor y cantante cubanoamericano Jencarlos Canela (izq.) afuera de un centro de votación temprana en West Miami, Florida.

Inmigración  Una niña saluda junto a una bandera de República Dominicana. Florida ha tenido en los últimos años migración de diversos países.

Inmigración Una niña saluda junto a una bandera de República Dominicana. Florida ha tenido en los últimos años migración de diversos países.

En Florida puede definirse el próximo presidente EUA

En Florida puede definirse el próximo presidente EUA

Enlace copiado
El Café Versailles ya no es un lugar exclusivo de reunión del exilio cubano. En las mesas del restaurante de Miami almuerzan un grupo de amigos colombianos y algún venezolano. Una pareja de jóvenes cubanos espera hueco en el comedor de grandes espejos y lámparas de cristal para degustar un plato de ropa vieja (carne deshilada).

La Pequeña Habana, el barrio que se extiende alrededor de la Calle 8, fue durante las dos décadas siguientes a la revolución de Fidel Castro destino de exiliados cubanos. Se reunían en el Versailles a beber café y discutir de política. En la zona viven ahora también otros grupos hispanos. “Esto ha cambiado mucho”, dice a dpa Yolanda, que nació hace 31 años en un pueblo a 30 kilómetros de La Habana.

Los cubanos siguen siendo la comunidad latina mayoritaria en Miami y en Florida, pero tanto en la ciudad como en el estado han crecido en los últimos años los que proceden de otros países de Latinoamérica.

De los 20.27 millones de habitantes que tiene el estado del sur, casi 5 millones son de origen hispano. El voto latino, dicen los expertos, puede ser determinante en este gran campo de batalla de las elecciones presidenciales de mañana, martes, en Estados Unidos.

“La Florida vive un momento transformativo muy interesante en el que vamos a tener una votación significativamente distinta a lo que hemos visto en años anteriores porque podría ser determinada por el voto hispano, siempre y cuando se hayan inscrito y voten”, dice Eduardo Gamarra, de la Universidad Internacional de Florida.

El tercer mayor estado por población es el más importante de los “swing states” –los que no tienen definido su color de antemano– por los 29 de los 538 votos que tiene en el colegio electoral. Un candidato necesita 270 para convertirse en presidente.

Y si Miami es la capital de los cubanos en el exterior, Orlando es la de los puertorriqueños expatriados. Atraída en los años ochenta por los puestos de trabajo que generó la apertura de Disneylandia, la comunidad boricua sigue incrementándose en esa zona del centro del estado.

A Florida, además, están llegando centroamericanos y venezolanos. Los cubanos no han dejado nunca de hacerlo, pero hoy pesan más las razones económicas que las políticas, cuenta Yolanda (nombre ficticio), que se gana el sueldo como conductora de Uber, la aplicación celular de transporte.

Tags:

Lee también

Comentarios