Encausan a seis por lavado de dinero

Los acusados, de origen latino, eran empleados sin documentación legal
Enlace copiado
Encausan a seis por lavado de dinero

Encausan a seis por lavado de dinero

Encausan a seis por lavado de dinero

Encausan a seis por lavado de dinero

Encausan a seis por lavado de dinero

Encausan a seis por lavado de dinero

Enlace copiado
Un contratista de la localidad de Lawrence, en la ciudad de Kansas (Estados Unidos), y otras cinco personas fueron encausadas por hacer una confabulación para pagar a trabajadores sin autorización en el país, según anunció el jueves el fiscal federal Barry Grissom.

Los acusados en el encausamiento de 31 cargos son Keith L. Countess, de 55 años; Luis Felipe Guerrero Guerrero, de 26; José Felipe Hernández Calvillo, de 39; Mauro Papalotzi, de 34; Marcos Lane Stubbs, de 44; e Isaac Gallegos, de 35.

Jim Cross, portavoz de Grissom, dijo que los acusados no tenían abogado de inmediato.

“Las empresas que emplean a sabiendas a trabajadores indocumentados son una gran razón porque nuestro país batalla contra la inmigración ilegal”, dijo Grissom en una conferencia de prensa. “Dicho de manera simple, si nadie contrata, nadie viene”, agregó.

Grissom dijo que Countess, propietario de la empresa de colocación de paredes de tablarroca Plaster Masters, desvió dinero a través de José Torres García.

García, de 51 años, quien espera ser sentenciado por cargos no relacionados de albergar a trabajadores indocumentados y operar un negocio de envío de dinero sin licencia del gobierno, adquirió un seguro para un negocio pantalla de colocación de tablarroca, según la acusación.

Sin embargo, Grissom dijo que la única actividad de Torres García era depositar cheques en sus cuentas y retirar efectivo para pagar a los empleados que trabajaban como capataces, entre ellos Guerrero Guerrero, Hernández Calvillo y Papalotzi.

Grissom también afirmó que Stubbs y Gallegos fueron quienes crearon el plan.

Gallegos también operaba la tienda de teléfonos Boost Mobile en Olathe, y está acusado de permitir que Torres usara la tienda como una base para hacer sus operaciones. Torres recibía una tajada de 5 %, que compartía con Gallegos y Stubbs, indica el encausamiento.

Grissom dijo que la investigación no ha concluido.

Los dos cargos más serios son el de lavado de dinero, que conlleva una pena máxima de 20 años y una multa por un máximo de medio millón de dólares, y de fraude bancario, punible con 30 años de cárcel y una multa de hasta un millón de dólares.

Lee también

Comentarios

Newsletter