Lo más visto

Entierran en privado las cenizas de Fidel Castro

Los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela, y Daniel Ortega, de Nicaragua, fueron de los pocos presentes en el último acto fúnebre.
Enlace copiado
Ceremonia a cargo de Raúl Castro.  El presidente y hermano de Fidel, Raúl Castro, colocó una placa en la cual se lee “Fidel”, y luego se cuadró militarmente.Sin monumentos.   Raúl Castro anunció que las autoridades no permitirán que calles o monumentos lleven el nombre del líder, según lo expresó como su última voluntad.

Ceremonia a cargo de Raúl Castro. El presidente y hermano de Fidel, Raúl Castro, colocó una placa en la cual se lee “Fidel”, y luego se cuadró militarmente.Sin monumentos. Raúl Castro anunció que las autoridades no permitirán que calles o monumentos lleven el nombre del líder, según lo expresó como su última voluntad.

Entierran en privado las  cenizas de Fidel Castro

Entierran en privado las cenizas de Fidel Castro

Enlace copiado
Los restos del líder de la Revolución cubana llegaron a su última morada: un mausoleo de piedra con una breve leyenda que cualquiera reconocerá: “Fidel”.

El periplo de cuatro días que lo trajo al oriente de la isla por casi 1,000 kilómetros terminó ayer, cuando las cenizas de Fidel Castro fueron inhumadas en el cementerio Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba.

Los restos de Fidel Castro permanecerán junto a un memorial a los soldados rebeldes asesinados en un ataque encabezado por Castro al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, y frente al mausoleo del prócer José Martí.

Tras una ceremonia privada, las autoridades permitieron el paso a algunos visitantes que pudieron ver brevemente la tumba: una gran piedra redonda, de aproximadamente cuatro metros y medio de alto, con una placa al centro que dice “Fidel”.

Raúl Castro, vestido de verde olivo, encabezó la ceremonia privada de inhumación, según fotografías de la prensa nacional. Las imágenes muestran al mandatario cubano que coloca la urna con las cenizas de su hermano dentro de la estructura de piedra. En el lugar también estuvieron la esposa del barbado líder, Dalia Soto del Valle, sus hijos y los mandatarios Nicolás Maduro, de Venezuela, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

Desde temprano, miles de personas apostadas en las calles de Santiago de Cuba gritaban: “¡Yo soy Fidel!”. Despidieron los restos del líder cubano que salieron en caravana pasadas las 6:30 de la mañana desde la Plaza de la Revolución. Castro falleció el 25 de noviembre a los 90 años.

La caravana, integrada por varios vehículos, entre ellos dos jeeps rusos UAZ verdes, trasladaron los restos de Castro, que iban en un pequeño ataúd de cedro cubierto con una bandera cubana bajo el resguardo de un grupo de militares vestidos de traje de gala. La caravana entró al cementerio a las 7:12 a. m.

Los militares cubanos dispararon 21 cañonazos, y multitudes en la entrada cantaron el himno nacional para despedir los restos líder cubano que fue enterrado fuera de la vista del público.

Altares con carteles, gente con sus rostros pintados con el nombre de ex presidente, mantas escritas a mano con agradecimiento y colinas decoradas con piedras blancas que lo vitoreaban con un "hasta siempre comandante" se sucedieron por toda la isla al paso de los cuatro días de la caravana fúnebre. La víspera el último acto masivo de despedida se realizó en la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba.

Lee también

Comentarios