Lo más visto

Más de Internacionales

Esperan que Nobel a Santos impulse la paz en Colombia

Presidentes de la región y otros nobeles de la Paz felicitan al mandatario colombiano, que hace unos días sufrió una derrota en las urnas.
Enlace copiado
Premio. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, habla con los promotores del Sí al plebiscito sobre el acuerdo de paz.

Premio. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, habla con los promotores del Sí al plebiscito sobre el acuerdo de paz.

Esperan que Nobel a Santos impulse la paz en Colombia

Esperan que Nobel a Santos impulse la paz en Colombia

Enlace copiado
América Latina recibió ayer con entusiasmo el Premio Nobel de la Paz al presidente colombiano Juan Manuel Santos, con la esperanza de que contribuya a poner fin al conflicto armado de más de cinco décadas en la nación sudamericana.

Presidentes, líderes, activistas y otros nobeles de la región felicitaron al mandatario colombiano, quien se convirtió en el sexto latinoamericano en recibir ese reconocimiento.

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, manifestó en un comunicado: “Mientras Colombia se aleja de la guerra más larga en el hemisferio occidental, este premio es un testimonio al presidente Santos y su firme y valiente liderazgo durante años de difíciles negociaciones”.

Añadió que el Comité Nobel tomó la decisión correcta, al conferir esta distinción a Santos.

“El Premio Nobel de la Paz es una herramienta al servicio de los pueblos, que esperamos ayude a consolidar una Colombia en paz”, señaló en su cuenta de Twitter el argentino Adolfo Pérez Esquivel, quien recibió el mismo galardón en 1980.

Rigoberta Menchú, Nobel de la Paz en 1992, elogió en la misma red social a Santos por su “convicción, valentía y lucha incansable por llevar la paz a su país”.

El Comité Noruego del Nobel otorgó el premio a Santos por sus esfuerzos para acabar con el mayor conflicto armado en Latinoamérica, un reconocimiento concedido a escasos cinco días después de que los colombianos rechazaron en un plebiscito el acuerdo que el Gobierno logró con la guerrilla de las FARC.

“Reconoce su lucha inclaudicable por alcanzar la paz definitiva en Colombia”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

El mandatario de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, señaló que Santos ha sido un “líder valiente” que supo sostener el pulso y sortear los desafíos que se presentaron a la largo de las negociaciones. Gracias a él, el Nobel “lo recibe el pueblo y todos los involucrados” en el proceso de paz. Juan Carlos Varela, presidente panameño, coincidió en que con el premio “se distingue a todo un pueblo”.

Semana agitada

Una semana macondiana, digna del realismo mágico de Gabriel García Márquez, vive Colombia, que ha pasado en pocos días de la ilusión por el acuerdo con las FARC a la decepción por la derrota en el plebiscito y al entusiasmo por el Premio Nobel de Paz a Santos.

En la mezcla de ficción y realidad en la que parece moverse por momentos la política nacional, los colombianos asistieron en los últimos días a escenas que antes del plebiscito eran impensables.

Vieron, por ejemplo, al expresidente Álvaro Uribe, senador del partido Centro Democrático y líder de la oposición a Santos, regresar a la Casa de Nariño, sede del Gobierno, donde no ponía los pies desde 2010, cuando traspasó el cargo al actual jefe de Estado, de quien luego se distanciaría justamente por emprender la negociación con las FARC.

En El Salvador, el embajador de Colombia, Julio Anibal Riaño, reaccionó sobre la distinción recibida por el presidente de su país.

“Nuestro Jefe de Estado, amén de ese gesto generoso de compartir esta presea con todos los colombianos, también lo hizo en particular con las personas que han coadyuvado con su trabajo en este proceso, entre las que destacó los negociadores e instituciones”, dijo el diplomático.

Riaño agregó que el premio Nobel servirá de “acicate” para que en Colombia haya unidad en el propósito de alcanzar una paz estable y duradera.

El embajador colombiano agradeció la solidaridad y muestras de apoyo en El Salvador al proceso de paz con las FARC, que inició formalmente hace cuatro años en La Habana, Cuba.

Tags:

Lee también

Comentarios