Estados Unidos sanciona a dos "líderes clave" del programa armamentístico de Corea del Norte

EE.UU. sigue con su campaña de presión a Corea del Norte con nuevas sanciones contra dos altos funcionarios norcoreanos. La medida se anuncia pocos días después de una nueva ronda de sanciones al país por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.
Enlace copiado
Enlace copiado
Kim Jong-un.
Getty Images
Pese a las duras sanciones internacionales, Corea del Norte acaba un año de éxitos en avances armamentísticos.

Estados Unidos prosigue con su presión a Corea del Norte.

El Departamento del Tesoro estadounidense anunció este martes nuevas sanciones contra dos oficiales norcoreanos que, según Washington, son "líderes clave" del programa armamentístico de Pyongyang.

Se trata de Kim Jong Sik y Ri Pyong Chol, según un comunicado publicado por el organismo.

Según Washington, Kim es una figura central en los intentos del régimen de cambiar sus misiles de combustible líquido a sólido -que mejoran la capacidad de reacción del régimen-, mientras que Ri juega un papel importante en el desarrollo de los misiles de alcance intercontinental (ICBM, en inglés).

Con esta medida, Washington les bloquea sus bienes bajo jurisdicción estadounidense y prohíbe a particulares realizar negocios con ellos.

Un "acto de guerra"

Nikki Haley.
Getty Images
EE.UU. ha impuesto sanciones a Pyongyang desde el año 2008, pero de momento no ha conseguido frenar los avances armamentísticos de Pyongyang.

El anuncio de Estados Unidos se produce apenas cuatro días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una nueva ronda de sanciones contra el país de Asia oriental.

Por decisión unánime, incluso con el beneplácito de China y Rusia, la ONU aprobó una resolución que reduce en prácticamente un 90 % el suministro de productos refinados de petróleo.

Además, la resolución, redactada por Estados Unidos, ordena repatriar a todos los ciudadanos norcoreanos que trabajan en el extranjero en un plazo de dos años, lo que restringe una fuente fundamental de divisas extranjeras a Corea del Norte.

Pyongyang reaccionó duramente a esa decisión y lo consideró " un acto de guerra ".

Las tensiones por la crisis norcoreana se han incrementado estos últimos años.

Estados Unidos asegura que todas las opciones están encima de la mesa para frenar el programa armamentístico de Pyongyang, incluida la militar, al mismo tiempo que trata de incrementar la presión internacional sobre Kim Jong-un.

Pese a las duras sanciones internacionales, el régimen norcoreano continúa con sus objetivos y expertos consultados por BBC Mundo aseguran que está a tan sólo un paso de completar su programa nuclear .

Lee también

Comentarios

Newsletter