Lo más visto

Ex presidentes América Latina envían respaldo a CIDH ante reunión clave

La Organización de Estados Americanos (OEA) celebra este viernes en su sede en Washington una Asamblea Extraordinaria -a nivel de cancilleres- con el fin de culminar el proceso de "fortalecimiento" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que inició hace dos años.
Enlace copiado
Ex presidentes América Latina envían respaldo a CIDH ante reunión clave

Ex presidentes América Latina envían respaldo a CIDH ante reunión clave

Ex presidentes América Latina envían respaldo a CIDH ante reunión clave

Ex presidentes América Latina envían respaldo a CIDH ante reunión clave

Enlace copiado
Una docena de ex presidentes latinoamericanos emitió hoy una "declaración pública" de apoyo al sistema interamericano de derechos humanos en el que piden a los Estados de la OEA que en la reunión que celebrarán mañana en Washington le den al "esencial" organismo un respaldo decidido.
 
"De la manera más respetuosa y ferviente hacemos un llamado a los Estados miembros de la OEA para que con criterio histórico aprovechen la Asamblea General para fortalecer al sistema interamericano de derechos humanos y se comprometan a dotar al mismo y a la CIDH con los recursos financieros necesarios e indispensables para la protección y defensa de los derechos humanos en todo el hemisferio", reza la misiva.
 
La carta abierta está firmada por el ex presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz Oscar Arias, así como los ex mandatarios Alejandro Toledo de Perú; Vicente Fox (México); Fernando de la Rúa (Argentina), Carlos Mesa, Jaime Paz Zamora y Jorge Quiroga de Bolivia.
La rubrican asimismo los ex presidentes de Colombia César Gaviria y Ernesto Samper, así como sus antiguos colegas Nicolás Ardito de Panamá; Vinicio Cerezo Arévalo de Guatemala y Osvaldo Hurtado Larrea de Ecuador, además de 69 activistas y representantes de ONGs.
 
La Organización de Estados Americanos (OEA) celebra este viernes en su sede en Washington una Asamblea Extraordinaria -a nivel de cancilleres- con el fin de culminar el proceso de "fortalecimiento" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que inició hace dos años.
 
Sin embargo, muchos observadores y organizaciones de la sociedad civil llevan todo este tiempo alertando de que el verdadero propósito de la reforma reclamada por la OEA es "debilitar" a un organismo muy incómodo con sus denuncias para algunos gobiernos de la región, sobre todo las procedentes de la Relatoría para la Libertad de Expresión.
 
En su carta, los mandatarios subrayan su "reconocimiento y apoyo" a un organismo que, afirman, consituye "una de las principales conquistas colectivas de los países del hemisferio".
Especialmente destacan su "papel clave" para "visibilizar y denunciar" en la esfera internacional las violaciones de los derechos humanos cometidas en la región durante la era de dictaduras que vivió buena parte del continente las pasadas décadas, algo que convirtió a la CIDH, agregan, en un "elemento esencial de la transición y fortalecimiento de la democracia".
 
"En la actual era democrática, la autonomía e independencia de la Comisión constituyen pilares fundamentales para el desempeño del importante rol que cumple", apostillan los ex mandatarios.
 
La propia Comisión reconoció hoy en rueda de prensa que mira con "preocupación" la reunión del viernes, especialmente por la visible falta de acuerdo sobre una declaración final de la Asamblea. Ello deja el campo abierto a que países como Ecuador, que han encabezado los esfuerzos para lograr un mayor control del organismo, puedan intentar imponer su propuesta de controlar las finanzas de la CIDH, lo que ésta considera podría provocar su "estrangulamiento".
Contra esta posibilidad advertía precisamente esta semana en un editorial en "The Washington Post" uno de los signatarios de esta carta, el colombiano Gaviria.
 
"De ser implementadas, las reformas debilitarán severamente a la CIDH y le pondrán más fácil a los gobiernos el ignorar derechos básicos, así como limitar la libertad de expresión", afirmó el también ex jefe de la OEA, que acusó a Ecuador de "liderar" esta iniciativa que amenaza, subrayó, con "determinar" el futuro de la defensa de los derechos humanos en todas las Américas.
 
En similares términos y formas se expresó también esta semana el número dos del Departamento de Estado norteamericano, William Burns.
 
"La CIDH está bajo asalto y debe ser defendida", escribió en un editorial en el diario "The Miami Herald".
 
"Durante el último año, un decidido grupo minoritario de gobiernos ha tratado de minar la autonomía e integridad de esta institución", alertó el número dos de la diplomacia estadounidense, que hoy mismo anunció que encabezará la delegación norteamericana en la Asamblea.
 
Con la vista puesta en esta cita, Burns recibió además hoy al canciller argentino, Héctor Timerman, en el Departamento de Estado, según confirmó un portavoz de la cancillería estadounidense a la agencia dpa.
 
Además de Argentina, otros nueve miembros de la OEA han confirmado ya que sus cancilleres encabezarán las respectivas delegaciones para la cita del viernes: Costa Rica, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Grenada, Honduras, México y Perú.
 
Brasil y República Dominicana mandan entretanto a sus vicecancilleres, tal como Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, John Kerry, acompaña al presidente Barack Obama por la gira a Cercano Oriente que realiza esta semana.

Tags:

  • cidh
  • oea
  • reunion
  • expresidentes
  • latinoamerica
  • barack obama
  • estados unidos

Lee también

Comentarios