Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

El proceso se ha acelerado a medida que se derriten los hielos polares y sube el nivel de las aguas de los océanos.
Enlace copiado
Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Exceso de agua salada en el suelo intoxica árboles

Enlace copiado
Les dicen “bosques fantasmas”. Los árboles muertos a lo largo de grandes extensiones de terreno costero invadidos por la crecida del mar son una de las manifestaciones más visibles del cambio climático, según los científicos. Es un proceso que ocurre naturalmente desde hace miles de años, pero que se ha acelerado en las últimas décadas a medida que se derriten los hielos polares y sube el nivel de las aguas, de acuerdo con los expertos. El agua salada penetra cada vez más profundo y mata árboles acostumbrados al agua dulce.

En todo el mundo se está estudiando la velocidad con que surgen estos bosques fantasmas. Pero los científicos están de acuerdo en que la presencia de árboles muertos en zonas costeras otrora saludables es un ejemplo fácil de ver del impacto que está teniendo el cambio climático.

“Los bosques fantasmas son el indicio más obvio de que el cambio climático se está haciendo sentir a lo largo de toda la costa atlántica de Estados Unidos”, expresó Matthew Kirwan, profesor del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia. “Era tierra seca, usable, hace 50 años; ahora hay pantanos con árboles muertos”, advirtió.

Los bosques fantasmas son más visibles en América del Norte, donde hay miles de hectáreas.

El agua salada cambia el ecosistema de la costa, creando pantanos donde había bosques. Esto afecta el medio ambiente de distintas formas, aunque los científicos matizan que lo que perjudica a una especie o ecosistema puede beneficiar a otro.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter