Exjefa policial se entrega por caso de escuchas

Exfuncionaria colombiana en gobierno de Uribe fue llevada ayer a declarar en Bogotá.
Enlace copiado
Vuelve.  María del Pilar Hurtado, exdirectora de la desaparecida Dirección Administrativa de Seguridad (DAS), implicada en un caso de escuchas ilegales.

Vuelve. María del Pilar Hurtado, exdirectora de la desaparecida Dirección Administrativa de Seguridad (DAS), implicada en un caso de escuchas ilegales.

Exjefa policial se entrega por caso de escuchas

Exjefa policial se entrega por caso de escuchas

Enlace copiado
La entrega a la justicia de la exjefa de los servicios de inteligencia de Colombia María del Pilar Hurtado, expulsada de Panamá, sacudió ayer la política del país andino, que espera sus revelaciones sobre la red de escuchas ilegales a opositores durante el anterior Gobierno.

Hurtado se presentó “voluntariamente” ante las autoridades del Servicio Nacional de Migración de Panamá ayer en la madrugada, horas después de que la INTERPOL emitió una circular roja de búsqueda en su contra, y de inmediato fue expulsada a Colombia, donde la Fiscalía la presentó ante el Tribunal Superior de Bogotá.

“Nuestro deseo es que Hurtado no cargue sola sobre sus hombros semejante responsabilidad histórica y política, que diga la verdad; nosotros no pretendemos que mienta ni tergiverse las cosas, sino que diga la verdad”, expresó ayer en una rueda de prensa en Bogotá el abogado que representa a las víctimas de este caso, Luis Guillermo Pérez.

Los dardos apuntan al expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), en cuyo gobierno ocurrió la trama de espionaje ilegal contra magistrados, políticos, periodistas y defensores de derechos humanos que fue ejecutada por agentes del ahora desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Cargos en su contra

Hurtado fue directora del DAS entre agosto de 2007 y octubre de 2008, período en el que según las investigaciones se hicieron las escuchas ilegales.

Por su implicación en esa trama la Fiscalía colombiana imputó a Hurtado cinco cargos por los delitos de concierto para delinquir agravado, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público, violación ilícita de comunicaciones agravada y abuso de función pública.

Uribe insistió ayer en que hay una “persecución política” en su contra de parte de su sucesor, Juan Manuel Santos, y de la extrema izquierda. El exmandatario, senador y líder del partido Centro Democrático, dijo que esa “persecución” se nota en la coincidencia de hechos ocurridos ayer que afectan a personas de su entorno.

En una declaración, Uribe relacionó la citación que le hizo la Fiscalía al excandidato presidencial del Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga por su presunta relación con un pirata informático detenido y acusado de espiar el proceso de paz con las FARC, que se produjo el mismo día en que la INTERPOL emitió una circular roja contra Hurtado.

Santos respondió a las frecuentes críticas de la oposición uribista por la citación a declarar de Zuluaga y aseguró que “no hay y no habrá nunca persecución política” en su Gobierno.

La exfuncionaria se asiló en Panamá en 2010, pero perdió esa condición después de que en mayo de 2014 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de ese país declaró inconstitucional el decreto.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter