Lo más visto

Más de Internacionales

Expresidenta se somete hoy a ronda de preguntas de fiscales

La trama provocó protestas multitudinarias exigiendo la renuncia de Park. Fue el primer adelanto de elecciones desde 1987.
Enlace copiado
Enlace copiado
La expresidenta surcoreana Park Geun-hye se someterá hoy por primera vez a las preguntas de los fiscales por el caso de “Rasputina”, tras perder su inmunidad al ser destituida el pasado 10 de marzo por la trama de corrupción.

Park ha sido citada en la Oficina de la Fiscalía del Distrito Central de Seúl por la mañana para realizar una declaración muy esperada en el país en relación con 13 supuestos delitos, entre los que se cuentan el soborno y el abuso de poder.

La exmandataria, de 65 años, tiene previsto leer públicamente un comunicado antes de ser interrogada por los fiscales, explicó ayer su abogado.

Park se convertirá en el cuarto jefe de Estado surcoreano en declarar en una investigación criminal, después del general Chun Doo-hwan, Roh Tae-woo y Roh Moo-hyun, quien acabó suicidándose en 2009 presionado por los casos de corrupción que involucraban a varios de sus familiares.

Sin embargo, tal como han explicado ayer portavoces de la Fiscalía a los medios surcoreanos, la investigación en torno de Park promete ser más extensa que en los casos de los otros presidentes.

En cuanto al interrogatorio de hoy, se prevé que pueda prolongarse hasta más allá de la medianoche, hora local.

Park se había amparado hasta ahora en su inmunidad presidencial para evitar ser investigada, pero quedó despojada de ella después de que el Tribunal Constitucional ratificó el 10 de marzo su cese al considerar que se confabuló con su amiga Choi Soon-sil, apodada “Rasputina”, para extorsionar dinero a grandes empresas.

La trama de corrupción de “Rasputina” generó durante meses protestas ciudadanas multitudinarias exigiendo el cese de Park y ha acabado suponiendo el primer adelanto de elecciones y la primera destitución de un jefe de Estado desde que el país volvió a celebrar elecciones democráticas en 1987.

En total hay ya 30 personas imputadas por un escándalo que ha salpicado también a 53 empresas, entre ellas gigantes como LG, Hyundai o Samsung, cuyo presidente de facto, Lee Jae-yong, está detenido y procesado por haber aprobado supuestamente el pago de sobornos a la red creada por Choi.

Lee también

Comentarios