Lo más visto

Expresidenta e hijos a declarar ante juez

Máximo Kirchner es diputado. Su condición le permite gozar de fueros y no podrá ser detenido si lo ordenara el juez.
Enlace copiado
En sede judicial.  Cristina Fernández de Kirchner acudirá a la justicia junto a sus hijos para dar inicio a las audiencias.

En sede judicial. Cristina Fernández de Kirchner acudirá a la justicia junto a sus hijos para dar inicio a las audiencias.

Expresidenta e hijos a declarar ante juez

Expresidenta e hijos a declarar ante juez

Enlace copiado
La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia, declararán desde este día en la Justicia en un caso por presuntas maniobras de lavado de dinero y pago de sobornos en la adjudicación de millonarias obras de infraestructura.

El juez federal Claudio Bonadío tomará testimonio a Máximo y Florencia Kirchner, los hijos de la exmandataria (2007-2015) y del fallecido presidente Néstor Kirchner (2003-2007, esposo de Cristina y padre de los jóvenes), y al día siguiente escuchará a Cristina Fernández.

El magistrado sospecha que los Kirchner participaron de operaciones inmobiliarias realizadas por la empresa familiar Los Sauces, que alquilaba sus inmuebles a compañías que luego resultaban beneficiadas con contrataciones millonarias para encarar obras públicas.

La expresidenta presentó el jueves en la Justicia un pedido para que su hija no quedara detenida el día de su testimonio. “Se intentará privar a mi hija de su libertad ambulatoria en la presente causa”, escribió a Bonadío, que aceptó el recurso jurídico.

Máximo Kirchner, por su parte, es actualmente diputado nacional (Frente Para la Victoria). Su condición de legislador le permite gozar de fueros parlamentarios y por ese motivo, eventualmente, no podrá ser detenido si así lo ordenara el juez.

La del próximo martes será la tercera vez que Kirchner declare ante la Justicia desde que dejó el poder en diciembre de 2015 tras las elecciones.

El 13 de abril de 2016 se presentó también frente al juez Bonadío en la investigación por presuntas operaciones irregulares en la venta de dólares a un valor inferior al del mercado. En ese caso, quedó al borde del juicio oral. Seis meses después, el 31 de octubre, dio su testimonio –por primera vez como imputada– ante el juez Julián Ercolini por supuestas acciones de corrupción durante su gobierno.

Kirchner pidió a sus seguidores que no marchen a los tribunales con motivo de su declaración, sino que ese mismo día participen en una manifestación de protesta convocada por la Confederación General de los Trabajadores (CGT), la principal central sindical argentina, para manifestarse contra la política económica del Gobierno.

La expresidenta reiteró que es víctima de una persecución política, judicial y de los medios de comunicación, y culpó de esa presunta maniobra a su sucesor, Mauricio Macri.

En su discurso de apertura de debates en el Parlamento, pronunciado este miércoles, Macri dijo que Cristina Fernández encabezó “una década de despilfarro y corrupción”.

Lee también

Comentarios