Exuberantes lujos de Pérez Molina y Baldetti se pagaron con dinero lavado

El último caso de corrupción en la cuenta de ambos les valió para vivir como millonarios.
Enlace copiado
Caída libre.  Otto Pérez Molina (der.) y Roxana Baldetti están involucrados en tres casos de corrupción orquestados desde su gestión en el Gobierno.

Caída libre. Otto Pérez Molina (der.) y Roxana Baldetti están involucrados en tres casos de corrupción orquestados desde su gestión en el Gobierno.

Exuberantes lujos de Pérez Molina y Baldetti se pagaron con dinero lavado

Exuberantes lujos de Pérez Molina y Baldetti se pagaron con dinero lavado

Enlace copiado
Un hotel en Antigua Guatemala, casas de descanso en Roatán (Honduras), vehículos de colección, motocicletas y otros inmuebles son parte de los costosos lujos de los que disfrutaron el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y su exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

Estos inmuebles y experiencias recreativas no fueron pagados con dinero de los exmandatarios, fueron costeados con dinero que ambos defraudaron del Estado que solían gobernar, antes de que se les derrumbaran los castillos de arena que construyeron a expensas del dinero público, reportaron ayer medios guatemaltecos.

La pareja de políticos acumula en su haber al menos tres casos de corrupción y está bajo prisión preventiva por el primer gran escándalo llamado La Línea, destapado el año pasado.

Por lo menos $5 millones despilfarraron los exmandatarios –quienes gobernaron entre 2012 y 2015– en la compra de bienes que fueron financiados por el lavado de dinero, producto de sobornos a contratistas del Estado, según información dada a conocer por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y retomada por el periódico guatemalteco Prensa Libre.

Se han descubierto en total unas 38 propiedades (hasta el momento) pertenecientes a los exgobernantes. Entre estas está el Hotel Mansión de la Luz, ubicado en la ciudad colonial de Antigua Guatemala, por el que Baldetti había pagado más de $1 millón, según describe Prensa Libre.

Con los testimonios de Juan Carlos Monzón, el exsecretario privado de Baldetti, la fiscalía guatemalteca pudo tener prueba de cómo fue que se costearon los lujos de los expolíticos. Monzón ya había testificado en contra de su exjefa.

Pérez Molina, por su parte, había comprado una propiedad por la que habría pagado casi $1 millón. Los gustos de Baldetti siempre fueron los más caros.

Prensa Libre también reportó que 52 vehículos de lujo fueron comprados por el par en sus años en el Gobierno, también varias motocicletas Harley Davidson. Añadido a esto, Pérez Molina pagó $1.5 millones por un jet privado llamado La Balita.

Ambos exfuncionarios se sirvieron de esta última trama delictiva para financiar sus campañas políticas y llegar al poder, desde donde disfrutaron de todos los lujos que pudieron imaginar. Este jueves se destapó la red criminal que financió de manera ilegal al Partido Patriota, que los llevó al poder en 2012.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter