Familiares se quejan de desinformación en labores

Parientes de las víctimas del terremoto del 19 de septiembre recibieron falsas esperanzas.

Enlace copiado
Agencia/LA PRENSA  Posibles acciones legales.     Un familiar lamentó lo que considera una pésima información por parte de las autoridades, que solo causó más dolor.

Agencia/LA PRENSA Posibles acciones legales. Un familiar lamentó lo que considera una pésima información por parte de las autoridades, que solo causó más dolor.

Enlace copiado

Las angustiosas horas frente a los edificios derrumbados, la información a cuentagotas y el protocolo de entrega de cuerpos de sepultados por el terremoto en México causó perplejidad y enfado en muchos familiares, denunció ayer a Efe Darío Hernández, pareja de Adrián Moreno, fallecido en la tragedia.

“Nos mantuvieron con la ilusión de que Adrián estaba bien desde el primer día”, aseguró este joven, de 27 años, quien afirmó que durante la semana de espera frente al edificio Álvaro Obregón 286 de la Ciudad de México, donde todavía puede haber decenas de sepultados, mantuvo la esperanza y creyó en las autoridades.

El terremoto de México de magnitud 7.1 del pasado 19 de septiembre ha dejado al menos 345 fallecidos, 206 en la capital.

Darío, los padres y el hermano de Adrián, de 26 años, supieron que el joven, que trabajaba en este inmueble de oficinas, estaba bajo los escombros minutos después del sismo.

Atentos a las informaciones oficiales, Darío lamentó ayer que llegaran a sus oídos, por parte de gente movilizada en la zona cero, informaciones que alimentaban falsas esperanzas.

Por ejemplo, tras el rescate con vida de la jefa de Adrián, Diana Loana Pacheco, se les dijo que ella aseguraba que había 13 personas vivas bajos los escombros. “Y que Adrián estaba en este grupo”, afirmó Darío.

En estos primeros días, los más confusos, incluso se hicieron listas de personas “vivas” e incluso circularon noticias sin verificar. Para la familia de Adrián, el shock fue absoluto cuando encontraron el cadáver del chico en otro edificio.

Esta misma queja tienen varias familias, que denuncian la falta de apoyo del Gobierno.

Lee también

Comentarios

Newsletter