Lo más visto

Más de Internacionales

Fiscalía de Brasil pide prisión para Lula por corrupción pasiva

La situación del expresidente Lula con la justicia pareció agravarse ayer, luego de que la Fiscalía pidió la  condena “en régimen cerrado” del expresidente por corrupción pasiva y lavado de dinero.
Enlace copiado
Lo niega todo.  El expresidente Lula se declara inocente. Su partido dice que es una “persecución política”.

Lo niega todo. El expresidente Lula se declara inocente. Su partido dice que es una “persecución política”.

Fiscalía de Brasil pide prisión para Lula por corrupción pasiva

Fiscalía de Brasil pide prisión para Lula por corrupción pasiva

Fiscalía de Brasil pide prisión para Lula por corrupción pasiva

Fiscalía de Brasil pide prisión para Lula por corrupción pasiva

Enlace copiado
El ministerio público pidió que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sea condenado a prisión, en régimen de reclusión, por el delito de “corrupción pasiva calificada”, según informaron fuentes judiciales ayer. La petición consta en documentos remitidos al juez federal Sergio Moro y corresponden a una causa penal en la que Lula es acusado de ocultación de patrimonio y otros delitos relacionados con un apartamento que sería de su propiedad, pero aparece registrado a nombre de empresarios que le habrían servido de testaferros.

LEA TAMBIÉN: 150 MILLONES EN SOBORNOS PARA ROUSSEFF Y LULA

El apartamento, un tríplex situado en el balneario de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, figura en los registros como propiedad de la empresa OAS, una de las constructoras implicadas en el escándalo descubierto en la estatal Petrobras.

Lula, uno de los líderes más populares del país y quien gobernó entre 2003 y 2011, responde en tribunales en otras cuatro causas penales y la Fiscalía ha presentado una sexta denuncia en su contra por otros asuntos, en su mayoría relacionados con la trama corrupta en la petrolera.

LE PODRÍA INTERESAR: DELACIÓN DE ODEBRECHT SACUDE POLÍTICOS EN BRASIL

En el caso de resultar condenado en alguna de las seis causas en las que está implicado (cuatro de ellas relativas al Lava Jato), podría quedar inhabilitado para presentarse como candidato.

El caso relacionado al apartamento de Guarujá es el más avanzado y se prevé que el juez estará en condiciones de dictar sentencia el mes próximo.

Denuncian “persecución”

Lula ha negado a rajatabla que sea el propietario del inmueble y se ha dicho víctima de una “persecución judicial”, la cual sostiene que tiene como objetivo impedir que vuelva a postularse a la presidencia en las elecciones previstas para octubre de 2018.

La Fiscalía, sin embargo, sostiene que existen “pruebas robustas” en su contra y ha pedido que, junto con Lula, sean condenados a prisión el expresidente de la constructora OAS Leo Pinheiro y cinco exdirectivos de esa empresa.

De acuerdo con la acusación, el inmueble le habría sido entregado a Lula y su familia a cambio de maniobras del expresidente para adjudicar a OAS unos millonarios contratos de obras con Petrobras.

LEA ADEMÁS: LULA RECHAZA ACUSACIONES DE CORRUPCIÓN Y EXIGE PRUEBAS

El Partido de los Trabajadores (PT) ratificó ayer su respaldo a Lula y exigió la renuncia del presidente Michel Temer.

En la jornada de clausura de su sexto Congreso Nacional, el PT también renovó a sus autoridades y eligió como nueva presidenta a la senadora Gleisi Hoffmann, investigada por el Tribunal Supremo por su supuesta participación en la trama corrupta de la estatal Petrobras.

En la misma situación están otros dirigentes históricos del PT, como el esposo de Hoffmann, Paulo Bernardo Silva, y el senador Lindbergh Farias, quien disputó la presidencia del PT.

En relación con Lula, el PT exigió en uno de sus documentos que “cese” la “persecución judicial” a su fundador, sobre la cual, y en la misma línea que el exmandatario, aseguró que obedece a “planes de la derecha” para impedir que vuelva a ser candidato presidencial en octubre de 2018.

El propio expresidente insistió en su inocencia en una breve intervención durante la clausura del congreso del PT.

“En cualquier lugar del mundo, la justicia precisa tener pruebas para poder juzgar o condenar a alguien. Pero en el Brasil de hoy es uno el que tiene que demostrar que es inocente”, declaró Lula.

Aún con ese mar de fondo en su propia formación, Hoffmann declaró tras ser elegida como la primera presidenta del PT que el partido no se plantea hacer una autocrítica, como lo exigen hasta algunas de sus facciones internas.

“No somos una organización religiosa y tampoco nos azotamos. No vamos a enumerar errores para que la burguesía y la derecha exploten esa imagen”, declaró Hoffmann, quien fue ministra de la Presidencia en la gestión de Dilma Rousseff, destituida en agosto del año pasado y sustituida por Temer, su entonces vicepresidente.

Temer, quien es objeto de una investigación en el Supremo por los supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita, fue el blanco preferido en todos los discursos durante el congreso del PT, que exigió su renuncia o destitución.

En los documentos aprobados en el evento, se acordó que, en caso de la caída del mandatario, el PT presionará por unas elecciones directas y no aceptará que sea el Parlamento, como establece la Constitución, el que escoja a su sucesor.

En ese sentido, el PT ya ha presentado un proyecto de enmienda constitucional a modo de permitir esa elección directa en caso de ausencia del mandatario en los tres últimos años del mandato, como es el caso de Temer.

Sin embargo, el PT y la oposición son minoría en el Congreso, en el que hay una muy clara mayoría a favor de la elección indirecta, que además rechaza la posibilidad de modificar la Constitución.

En los documentos aprobados ayer, el PT aceptó implícitamente que la enmienda que propone no será aprobada y que prohibió en forma expresa que sus diputados y senadores participen en una eventual elección indirecta.

A diferencia de Lula, calificado de “perseguido político”, el PT consideró que contra Temer existen “pruebas cabales” que lo implican en actos de corrupción.

En coincidencia con la clausura del Congreso Nacional del PT, la policía detuvo ayer al diputado Rodrigo Rocha Loures, vinculado al escándalo que se ha desatado en torno de Temer.

Según el jefe del grupo del PT en la Cámara de Diputados, Carlos Zarattini, ese arresto supone que “el gobierno se acabó” y que la crisis que cerca a Temer “ya es incontenible”, por lo que el partido debe iniciar “cuanto antes” una “fuerte campaña” para llevar al país a “unas elecciones directas ya”.
 

Lee también

Comentarios