Lo más visto

Francisco: “No hay que decaer en el esfuerzo por la paz”

El papa congregó a más de 1.3 millones de personas en la Plaza de Bolívar, de Bogotá, donde celebró su primera misa campal de este esperado viaje por Colombia.
Enlace copiado
Esperanza. Una multitud de feligreses se congregó en la Plaza de Bolívar, el 
parque frente a la Catedral Primada de Colombia, para esperar la llegada del 
papa Francisco.

Esperanza. Una multitud de feligreses se congregó en la Plaza de Bolívar, el parque frente a la Catedral Primada de Colombia, para esperar la llegada del papa Francisco.

Enlace copiado
El papa Francisco clamó ayer para que no decaiga el esfuerzo de Colombia en la búsqueda de la paz en momentos en que el conflicto armado que ha azotado al país desde hace cinco décadas parece estar transitando por su etapa final.

“No hay que decaer en el esfuerzo, a pesar de los obstáculos, las diferencias y los distintos enfoques sobre la manera de llegar a la convivencia pacífica”, dijo Francisco durante su segundo día de visita en Colombia.

El sumo pontífice expresó esas palabras al iniciar una apretada agenda de actividades con una visita al palacio de Gobierno, donde fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos, premio Nobel de la Paz 2016.

Francisco agradeció estar presente en Colombia en lo que llamó “un momento particularmente importante de su historia”, en referencia a los procesos de paz que buscan acabar con el conflicto armado que empezó en 1964.

El Gobierno firmó en noviembre de 2016 un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que ya se desarmaron y formaron un partido político legal, al tiempo que desde febrero pasado negocia un acuerdo similar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

No obstante, el papa también dijo que la paz total se conseguirá cuando se resuelvan las causas estructurales de la pobreza y la exclusión.

Tras reunirse con Santos, el pontífice se dirigió en el papamóvil a la Catedral Primada de Bogotá, donde oró al frente de una imagen de la Virgen de Chiquinquirá, catalogada como la patrona de Colombia, que la semana pasada fue trasladada desde el departamento de Boyacá.

Posteriormente, se dirigió al Palacio Cardenalicio, ubicado al lado de la catedral, en uno de cuyos balcones saludó a unos 25,000 jóvenes que se congregaron en la Plaza de Bolívar para escucharlo.

Ahí, Francisco le pidió a la juventud colombiana que se atreva a soñar en grande y corrija los errores de los mayores que durante años permitieron que el país se hundiera en la violencia.

“No le tengan miedo al futuro, atrévanse a soñar en grande”, le dijo Francisco a la multitud.

“Ustedes, jóvenes, han venido de todos los rincones del país. Para mí siempre es motivo de alegría encontrarme con los jóvenes. En este día les digo: por favor, mantengan viva la alegría”, agregó.

Tras el saludo a las personas que se agolparon en la principal plaza bogotana, Francisco se reunió en el mismo Palacio Cardenalicio con los obispos colombianos, a quienes dijo que su visita busca “cumplir un itinerario de paz y reconciliación”.

“Construyan una Iglesia que ofrezca a este país un testimonio elocuente de cuánto se puede progresar sin estar en manos de unos pocos. Colombia tiene la necesidad de vuestra mirada de obispos hacia la paz definitiva, hacia la abdicación de la violencia como método”, dijo el papa a los obispos. Francisco estará en Colombia hasta el domingo que viene.
 

Lee también

Comentarios