Lo más visto

Fuerzas especiales del FBI contra MS-13 en NY

Pandilla tiene presencia en 42 estados de EUA. Funcionarios del Gobierno la describen como una “situación terrible”. Lourdes Quintanilla Enviada en Estados Unidos
Enlace copiado
Fuerzas especiales del FBI contra  MS-13 en NY

Fuerzas especiales del FBI contra MS-13 en NY

Regulación.  La presidencia de la LNB dice que los casinos y otros negocios de juegos de azar deben ser regulados por una ley.

Regulación. La presidencia de la LNB dice que los casinos y otros negocios de juegos de azar deben ser regulados por una ley.

Enlace copiado
Los dirigentes de la pandilla MS-13 han ordenado a sus subordinados en Nueva York (NY), Estados Unidos (EUA), un “derramamiento de sangre”, según publicó El Diario Nueva York en su página de internet. Según la fiscalía de Nassau, condado de Suffolk (Long Island), los jefes pandilleros salvadoreños enviaron esta orden cuando se enteraron de que las autoridades de seguridad arrestaron a 41 miembros del grupo criminal y que están a punto de iniciar con la fase judicial.

LEA TAMBIÉN: EUA y México llaman a enfrentar unidos amenazas regionales

Un funcionario del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos, que pidió no revelar su identidad, explicó que Nueva York es solo uno de los estados en donde las fuerzas de seguridad han hecho un esfuerzo adicional por detener y desmantelar a la MS-13. Esta persona dijo que solo por los medios de comunicación se había enterado de la supuesta amenaza contra el estado conocido por la Gran Manzana y la estatua de la Libertad.

“Esta administración, desde la cima hasta abajo, está muy concentrada sobre la MS-13 por el patente nivel de violencia que despliegan”, comentó el funcionario del Ejecutivo.

MÁS INFORMACIÓN: Administración Trump promete acabar con MS-13

Pero Long Island es un caso especial , ya que los alarmó más rápido porque los homicidios crecieron de manera exponencial, aproximadamente un 38 %, según datos del DHS. Y las investigaciones condujeron a que ese incremento se debía nada más a la fuerza que estaba ganando esta pandilla. Desde enero de 2016 reportaron 45 asesinatos y, de ellos, 17 o 18 están atribuidos a la organización de criminales que también somete a comunidades enteras en El Salvador.

“La mayoría de víctimas, si no es que todas, eran menores de edad. Es una situación terrible”, comentó el miembro del DHS.

VEA ADEMÁS: Long Island asediada por pandilla salvadoreña 

El funcionario citó además que en ese lugar hay fuerzas especiales y específicas para combatir a la MS-13: de parte del gobernador, de la Policía, del Buró Federal de Investigaciones (FBI), la oficina local del Congreso y de la oficina local de la Fiscalía, por citar algunas. Autoridades federales, locales y de diferentes ramas del Estado dedican recursos especiales para combatirlos.

El vocero del DHS agregó que ya tienen bien medidas las actividades de este grupo delincuencial, así que “eso los está obligando a moverse a otros estados, pero no van a pasar tan fácil”.

En ese condado también viven con temor porque los que se unen a la referida pandilla obligan después a los menores a incorporarse, a veces bajo amenaza, igual que en El Salvador. “En realidad, hay de todo. Vienen miembros aquí como inmigrantes a formar un grupo. A veces se reclutan entre ellos, pero también hay algunos que han obligado a los que ya nacieron aquí”, explicó.

De los 41 que han arrestado, hay un pequeño grupo que no ha cometido delitos graves bajo la legislación estadounidense. Otros, en cambio, podrían enfrentar una condena de cadena perpetua por el tipo de crimen que tienen registrado.

“Desde luego que hay algunas personas que han cometido crímenes muy serios y que entrarán al proceso de judicialización; también hay otros que no tienen estos delitos y son sujetos a que los saquen hacia su país de origen. Pero somos conscientes de que el problema puede ser peor si los enviamos de regreso. Somos conscientes”, insistió el vocero de la DHS.

Mencionó que otras zonas donde perciben una fuerte actividad de la pandilla en referencia es en los suburbios de Washington y en los suburbios de California. Se estima que hay entre 6,000 y 10,000 miembros activos en Estados Unidos de la MS-13.

Otro empleado de Gobierno, que trabaja en oficinas fronterizas, dijo que otras bandas multirraciales o con herencia de países caribeños, por ejemplo, no han alcanzado el nivel de organización y peligrosidad que la célula salvadoreña.

El secretario John Kelly, titular del DHS, es la cabeza que dirige el plan para combatir a esta pandilla. El viernes, cuando se le consultó si habían hablado durante la conferencia con México y Centroamérica sobre esta situación, optó por referirse a los procesos de deportación.

“Identificamos a esos individuos, ante el país que los recibe, como pandilleros, y les detallamos el historial que tienen en Estados Unidos”, comentó Kelly. El secretario agregó después que si la persona cumple su condena antes de pasar por la deportación, siempre notifican al país que recibe.

Y luego, si esta persona huye de Estados Unidos para no cumplir ahí su condena, entonces intentarán activar el proceso de deportación, explicó Kelly.

El DHS aseguró que el Gobierno salvadoreño da toda la ayuda que se le solicita para combatir a la MS-13. “Vamos a resolver esto juntos”, expresó el vocero del DHS, que pidió reservar su identidad.
 

Lee también

Comentarios