Lo más visto

Más de Internacionales

Internacionales Bali, Indonesia

Galería: 100.000 deben abandonar zona de peligro de volcán Karangasem

Enlace copiado
Enlace copiado

Las autoridades indonesias ordenaron el lunes la evacuación masiva de los residentes en la zona de peligro ampliada alrededor de un volcán en Bali. La erupción obligó a cerrar el aeropuerto internacional de la isla y dejó varados a decenas de miles de viajeros. El Monte Agung ha estado arrojando nubes de cenizas blancas y grises a unos 3.000 metros (9.800 pies) de altura desde el fin de semana. Un video de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres mostró un flujo de sedimentos y agua _ conocido como lahar _ avanzando por las laderas del volcán. La agencia subió la alerta por la actividad volcánica al nivel máximo en las primeras horas del lunes y amplió la zona de peligro a un radio de 10 kilómetros (seis millas) desde el cráter, desde los 7,5 kilómetros anteriores. No se descarta una erupción mayor, explicó el ente en un comunicado. La ampliación de la zona en alerta abarca a 22 poblaciones y a entre 90.000 y 100.000 personas, explicó el portavoz de la agencia, Sutopo Purwo Nugroho, en una conferencia de prensa en la capital del país, Yakarta. Unas 40.000 personas han abandonado ya la zona, pero otras no lo han hecho porque se sienten seguras o porque no quieren dejar a su ganado atrás, agregó. “Las autoridades peinarán el área para convencerlos. Si es necesario los desalojaremos por la fuerza”, explicó Sutopo. Unas 25.000 personas viven en centros de evacuación desde septiembre, cuando un aumento en la actividad de la montaña provocó un desalojo. La lava que sube al cráter "seguramente se extenderá por las laderas", agregó Sutopo. Una residente en la zona, Putu Sulasmi, contó que huyó con su esposo y otros familiares a un recinto deportivo reconvertido en centro de evacuación. "Vinimos en motocicletas. Tuvimos que desalojar porque nuestra casa está a unos 4,8 kilómetros (tres millas) de la montaña. Teníamos mucho miedo por el ruido y la luz roja”, dijo. La familia se alojó en el mismo centro en septiembre y octubre, cuando el volcán estuvo en alerta máxima durante semanas sin llegar a estallar. Habían regresado a su aldea hacía aproximadamente una semana. "Si tiene que estallar, que estalle ahora en lugar de dejarnos con la incertidumbre. Aceptaré que nuestra casa quede destruida”, agregó. El aeropuerto de Bali cerró en la madrugada del lunes por la presencia de cenizas, que pueden poner en riesgo a los aviones, en su espacio aéreo. Las pantallas de información mostraron filas de cancelaciones mientras los turistas llegaban al concurrido aeródromo esperando volar de regreso a sus casas. Según el portavoz del aeropuerto, Air Ahsanurrohim, se cancelaron 445 vuelos, que dejaron a unos 59.000 viajeros varados. El cierre estará en vigor hasta el martes por la mañana, aunque las autoridades dijeron que la situación se revisará cada seis horas. Esta decisión tuvo un efecto dominó en todo el país, provocando importantes demoras en otros aeródromos ya que el I Gusti Ngurah Rai de Bali tiene carácter internacional y recibe muchos vuelos en tránsito. Bali es el principal destino turístico de Indonesia y su cultura hindú, sus playas aptas para el surf y sus verdes y exuberantes paisajes interiores atraen a unos cinco millones de visitantes al año. La Dirección General de Transporte Terrestre de Indonesia llevó 100 autocares al aeropuerto de Bali y a terminales de transbordadores para ayudar a los turistas atrapados en la isla por la erupción. El Ministerio de Turismo indonesio dijo además que los miembros de la Asociación de Hoteles y Restaurantes ofrecerán alojamiento gratuito por una noche para los afectados por el cierre del aeródromo. Las cenizas cayeron sobre aldeas y balnearios próximos al volcán, y soldados y policías distribuyeron máscaras durante el fin de semana. En el distrito de Karangasem, que rodea al Agung, los turistas se paraban a observar las nubes de ceniza mientras los niños se dirigían colegio el lunes. La última gran erupción del Monte Agung fue en 1963, cuando mató a cerca de 1.110 personas. Indonesia está ubicada sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico y tiene más de 120 volcanes activos.

Foto de archivo, un turista posa para una foto con el volcán Monte Agung en erupción mientras visitan un templo en Karangasem, Indonesia.
FOTO LPG/EFE
El volcán Mount Agung en Bali ha entrado en erupción por primera vez en más de medio siglo, lo que ha obligado a cerrar el bullicioso aeropuerto de la isla turística de Indonesia cuando la montaña arroja enormes columnas de cenizas que son una amenaza para los aviones.
FOTO LPG/EFE
El cierre por segundo día del aeropuerto internacional de Bali debido a las erupciones continuas del volcán Agung obligó hoy a cientos de turistas a abandonar la isla indonesia hacia otros aeródromos. Las autoridades indonesias ordenaron evacuar a unas 100.000 personas y cerraron el aeropuerto, lo que ha afectado a 59.000 pasajeros desde ayer. FOTO LPG/EFE
 Foto de larga exposición que muestra el volcán Agung en erupción visto desde Amed, en Karangasem, Bali (Indonesia). FOTO LPG/EFE
Los estudiantes van parados atrás en un camión mientras van a la escuela con el volcán Monte Agung arrojando humo y cenizas en Karangasem, Bali, Indonesia.
FOTO LPG/EFE

Lee también

Comentarios