Lo más visto

Más de Internacionales

Gigantes de redes sociales reconocen injerencia rusa

Los testimonios de ayer, en los que las compañías reconocen un mayor impacto de Rusia en las elecciones de EUA, suponen un giro importante con respecto a las posiciones de Facebook, Google y Twitter.

Enlace copiado
Contenido no controlado. Las compañías han implementado nuevas regulaciones internas en las últimas semanas, pero siguen sin tener que responder ante un agente exterior, como el Congreso, que se asegure de que esas reglas se están cumpliendo.

Contenido no controlado. Las compañías han implementado nuevas regulaciones internas en las últimas semanas, pero siguen sin tener que responder ante un agente exterior, como el Congreso, que se asegure de que esas reglas se están cumpliendo.

Enlace copiado

Altos directivos de Facebook, Twitter y Google reconocieron ayer en el Senado de Estados Unidos que el número de cuentas ligadas a sitios de propaganda rusa alcanzó en las elecciones de 2016 un número mayor de lo que habían anticipado.

Al comienzo de una audiencia en el comité judicial del Senado, los líderes de los gigantes tecnológicos destacaron los esfuerzos de grupos ligados al Kremlin por influir en las elecciones de 2016 para dividir a la sociedad estadounidenses con anuncios y contenidos polémicos.

“Cuando se trata de las elecciones de 2016: quiero ser muy claro. La injerencia extranjera que hemos visto es censurable e indignante y abre un nuevo campo de batalla para nuestra empresa, nuestra industria y nuestra sociedad”, aseguró el consejero general de Facebook, Colin Stretch.

“Actores extranjeros, escondidos detrás de cuentas falsas, abusaron de nuestra plataforma y de otros servicios de internet para tratar de sembrar división y la discordia, y para tratar de socavar nuestro proceso electoral. Es un asalto a la democracia y viola todos nuestros valores”, añadió Stretch.

En su testimonio escrito, entregado al comité, Stretch ofreció detalles sobre el alcance de la propaganda rusa durante las elecciones.

En concreto, Stretch confirmó que la compañía internet Research Agency, vinculada al Kremlin, creó unas 120 páginas en Facebook, que produjeron unas 80,000 publicaciones entre enero de 2015 y agosto de 2017, es decir, mucho antes y después de las elecciones presidenciales, celebradas en noviembre 2016.

Esas publicaciones aparecían automáticamente en el portal de Facebook de algunos usuarios y se estima que alcanzaron a 29 millones de estadounidenses y que una vez compartidas impactaron en un total de 126 millones.

Los contenidos de estas publicaciones estaban relacionados con la raza, la religión, los derechos a las armas y con la orientación sexual y de género.

Por su parte, el consejero general en funciones de Twitter, Sean Edgett, explicó que su compañía descubrió y clausuró 2,752 cuentas vinculadas con internet Research Agency, una compañía que se dedica a promover las posiciones del Gobierno ruso en redes sociales, portales de video y periódicos en internet.

“El abuso de nuestra plataforma por parte de sofisticados actores extranjeros, patrocinados por estados extranjeros, para intentar manipular las elecciones es un nuevo desafío para nosotros, y uno en el que estamos decididos a actuar”, destacó Edgett frente a los senadores.

Por su parte, el director de Google para seguridad de la información, Richard Salgado, indicó que su compañía encontró dos cuentas vinculadas con un grupo ruso que gastó al menos $4,700 en anuncios durante la campaña.

El gigante tecnológico, propietario también de la plataforma YouTube, igualmente halló 18 canales de video en YouTube, en los que había aproximadamente 1,100 vídeos con 43 horas de material político y que acumularon miles de visitas registradas desde Estados Unidos entre junio de 2015 y noviembre de 2016, según indicó Salgado.

Justo después de las elecciones, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, restó importancia a la idea de que la propaganda publicada en su red hubiera podido influir en las elecciones.

Pero durante estos meses recientes, un número creciente de legisladores ha expresado alarma por el poder que Facebook, Google y Twitter tienen sobre la opinión pública y las decisiones que toman.

Lo admiten, pero no se comprometen

Por otra parte, los directivos de Facebook, Google y Twitter evitaron apoyar una ley propuesta por senadores de Estados Unidos para crear nuevos requisitos de transparencia, similares a los que ya cumplen las empresas especializadas en televisión y destinados a evitar episodios como el de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Fue la senadora demócrata Amy Klobuchar la que preguntó a los gigantes tecnológicos sobre su apoyo a una propuesta legislativa que ella misma y el veterano senador republicano John McCain presentaron a principios de octubre y que busca regular las redes sociales de una manera similar a la televisión y la radio

Klobuchar les cuestionó, a lo que los tres representantes respondieron con palabras de respaldo al trabajo del Congreso, el compromiso de conseguir más transparencia, pero sin expresar su apoyo a la propuesta legislativa en concreto.

“Estamos preparados para trabajar con usted en esa legislación en el futuro”, dijo el consejero general de Facebook, cuyas palabras respaldó para su propia compañía el consejero general en funciones de Twitter, quien dijo: “Lo mismo va por Twitter”.

El representante de Google contestó: “Ciertamente, apoyamos los objetivos de esta legislación y nos gustaría trabajar en sus diferentes matices para que funcione para todos nosotros”.

Ese fue el mayor compromiso que formularon con una regulación exterior los tres gigantes tecnológicos durante la audiencia en el comité judicial.

Trama de exasesores
El fiscal especial Robert Muller le envió un mensaje a Trump.  
No habrá compasión
  El fiscal Robert Mueller ya advirtió a quienes están en la órbita de Donald Trump: si mienten sobre los contactos entre la campaña del presidente  y los rusos, terminarán acusados de cargos penales federales.

Los hombres fuertes
Documentos judiciales dados a conocer el lunes mostraron una acusación contra el exdirector de campaña, Paul Manafort, y una declaración de culpabilidad de otro asesor, que admitió haber mentido al FBI.

Sorprende a 
la Casa Blanca
 Quizás lo más preocupante para la Casa Blanca es la declaración de George Papadopoulos y su arresto hace semanas, información que  trascendió apenas este lunes. Papadopoulos seguirá cooperando.   

Rusia se desvincula
 Ayer el Kremlin negó que Rusia estuviese implicada en los primeros cargos penales presentados contra socios de Trump. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, negó que el Gobierno tenga algo que ver. 

Lee también

Comentarios