Gobierno catalán pedirá la independencia

Puigdemont informó que el 90 % votó por el sí, mientras que el presidente Rajoy invitó a continuar con el diálogo. Fue una jornada violenta, con al menos 800 heridos.

Enlace copiado
Gobierno catalán pedirá la independencia

Gobierno catalán pedirá la independencia

Enlace copiado

La votación soberanista que celebraron el domingo en Cataluña, pese a la suspensión de la Justicia y el rechazo del gobierno central, acabó con una victoria del 90 % a favor de la ruptura con España, abriendo así las puertas a que la región declare su independencia, informó ayer el Gobierno catalán.

El presidente de la Generalitad (gobierno) de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo que mantendrá su compromiso de declarar la independencia de manera unilateral si había una mayoría a favor del “sí”. En un discurso televisivo después del cierre de los centros de votación, Puigdemont dijo: “Los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente”.

El “Govern” catalán trasladará “los próximos días” al Parlamento regional los resultados de la votación celebrada ayer “para que actúe de acuerdo con aquello previsto en la Ley de Referéndum”, señaló antes de que se conocieran los datos del recuento.

Según el portavoz del “Govern”, Jordi Turull, se contaron un total de 2,262 millones de votos pese a las “enormes dificultades” de la jornada, marcada por los graves incidentes entre votantes y policías que tenían orden judicial de impedir la consulta y que dejaron saldo de más de 800 heridos.

El recuento del Gobierno catalán registró 2,020,144 votos por el “sí” a la independencia (90.09 %) y 176,565 por el “no” (7.87 %), además de 45,586 votos en blanco (2.03 %) y 20,129 nulos (0.89 %).

Unos 5.34 millones de catalanes estaban llamados a responder: “¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?”, con una respuesta de sí o no.

La consulta, suspendida por el Tribunal Constitucional español tras su convocatoria el 6 de septiembre, sufrió diversos golpes policiales y judiciales a su logística que dificultaron su celebración y cuestionaron seriamente su legitimidad. La votación se celebró sin censo, ni junta electoral.

A esas dificultades se sumaron el cierre de colegios por parte de la Policía –unos 400, según Turull– y los incidentes que marcaron la jornada. La habilitación de un “censo universal” media hora antes de la votación permitió a muchos sufragar en varios locales.

La victoria del “sí” se daba por hecho, porque muchos partidarios del “no” consideraban ilegal la consulta y ni siquiera hicieron campaña. Pese a ello, el jefe del Gobierno regional, Carles Puigdemont, dio por válido el resultado y aclaró que abre las puertas a una declaración unilateral de independencia.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, convocará a los partidos para una reflexión. “No ha habido un referéndum de autodeterminación” en Cataluña, proclamó Rajoy, quien evitó referirse a los episodios de violencia –que afectaron también a la Guardia Civil–. “Ha sido una mera escenificación”, agregó el mandatario español.

Lee también

Comentarios

Newsletter