Internacionales LO MÁS LEÍDO

Golpean con un objeto al Papa mientras saludaba a los fieles en Chile

A pesar del inconveniente, Francisco siguió saludando a la multitud.

Enlace copiado
Foto: AP

Foto: AP

Enlace copiado

Un objeto lanzado desde el publico golpeó esta mañana al papa Francisco en su cuello cuando llegaba, a bordo del papamóvil, al Parque O'Higgins de la capital chilena, a oficiar una misa para unas 400,000 personas.

De manera sorpresiva, al punto que pasó casi inadvertido, el Sumo Pontífice recibió el golpe de un objeto, al parecer una camiseta o un periódico, que fue a parar directamente contra su cuello.

Si bien ante la mirada de los presentes y del mismo Francisco el hecho habría resultado menor, despertó preocupación, sobre todo por el desempeño de la seguridad papal.

En las imágenes que circulan en los medios chilenos y en las redes resulta difícil identificar el objeto, sin embargo algunos testigos que se encontraban en el lugar afirman que se trataría de una camiseta. 

A pesar del inconveniente, el Papa se mantuvo saludando a la multitud y no dio mayor importancia a lo sucedido.

La visita del papa Francisco a Chile se ha visto envuelta en una serie de protestas y manifestaciones contrarias a su llegada.

Esta mañana, la Policía arrestó a docenas de manifestantes cerca de una plaza donde el papa Francisco celebró la primera misa campal de su visita a Chile y de la que participaron unas 400,000 personas.

La Policía disparó gas lacrimógeno  al grupo de unas 100 personas, que se encontraban a pocas cuadras de la plaza.

Los manifestantes portaban pancartas con mensajes como "¡No nos importa el Papa!".

En su primera actividad junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el papa Francisco pidió perdón por los abusos sexuales de curas a menores, en lo que hasta el momento ha sido lo más relevante de la visita pastoral de Francisco a este país sudamericano.

El escándalo ha erosionado la credibilidad de la Iglesia católica en Chile y ha arrojado una sombra sobre su visita, la primera de un pontífice en tres décadas.

“No puedo dejar de manifestar eldolor y la vergüenza ante el daño irreparable cometido a niños por parte de ministros de la Iglesia”, indicó el papa, indicando que se sumaba a los obispos al pedir perdón, apoyar a las víctimas y asegurarse que no volverán a cometerse abusos.

La Iglesia católica chilena ya había empezado a perder relevancia cuando en 2010 se descubrió que la institución había protegido a un destacado e influyente sacerdote que había abusado sexualmente de menores en su exclusiva parroquia de Santiago. El Vaticano terminó condenando al sacerdote, el reverendo Fernando Karadima, en 2011, pero la Iglesia no se ha recuperado del escándalo.

Pero el pedido del perdón del Papa se diluyó y fue catalogado de "hipócrita" en las redes sociales cuando los chilenos vieron por la televisión al obispo de la ciudad de Osorno, Juan Barros, quien es acusado de haber encubierto los crímenes del pedófilo, Fernando Karadima Barros, en la misa campal en Santiago.

Las cámaras de TV lo captaron subiendo al escenario y la imagen se viralizó con comentarios ardientes.

"El cuestionado obispo Juan Barros Madrid está en la Misa que oficia el Papa Francisco en el Parque O'Higgins. En primera fila y tal como lo indica el protocolo. Así enfrentó el altar", escribió un usuario.

El malestar de los fieles llegó a oídos del obispo que tuvo que salir a defenderse. Según informó el diario La Tercera, Barros respondió a las críticas por su presencia en la misa al indicar "se han dicho muchas mentiras respecto de lo mío".

 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter