Lo más visto

Más de Internacionales

Guaidó teme choques por ayuda humanitaria

El presidente de la Asamblea venezolana cree que partidarios de Maduro podrían tratar de que no ingresen donativos.

Enlace copiado
Las protestas  contra el régimen de Nicolás Maduro han continuado en Venezuela, que sigue sumida en una crisis económica, social y política.

Las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro han continuado en Venezuela, que sigue sumida en una crisis económica, social y política.

Enlace copiado

El jefe de la Asamblea Nacional y líder opositor, Juan Guaidó, reconoció ayer que existe la posibilidad que se produzca un enfrentamiento entre los venezolanos que quieren que ingrese la ayuda humanitaria y aquellos que quieren impedirlo, pero duda que el oficialismo cuente con personas dispuestos a "inmolarse" por un gobierno que perdió el rumbo.

Cada día son "menos los que prohibirían la entrada la ayuda humanitaria", pero existe "la posibilidad de un enfrentamiento entre venezolanos que quieren salvar vidas y (los) cada vez menos que prohibirían la entrada", dijo Guaidó luego de rezar un rosario en una iglesia católica del este de Caracas, junto a familiares, feligreses y simpatizantes.

La declaración de Guaidó –que el 23 de enero se declaró como presidente encargado de Venezuela en desafío al presidente Nicolás Maduro– se produjo en momentos que el gobierno y la oposición pulsean para vencer la resistencia del otro con relación al ingreso al país sudamericano de ayuda humanitaria solicitada por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, y que cuenta con el respaldo de Estados Unidos y Colombia, entre otros países.

"Hoy en Venezuela existe claramente un conflicto generado por los que usurpan" el poder y eso "se solucionará mientras más rápido logremos nosotros el cese de la usurpación, atender la emergencia humanitaria", acotó. Acto seguido, citando información que tendría de fuentes cercanas a la cúpula del gobierno de Maduro, Guaidó expresó su confianza en la "civilidad" de los venezolanos y sus dudas que alguien quiera sacrificar su vida en beneficio del gobierno socialista venezolano.

"Dudo mucho que nadie hoy se quiera inmolar al ser llamado por una persona (Maduro) que perdió el norte, que no tiene respaldo internacional, quien no tiene dinero porque se lo robó y la gestión del parlamento que hemos protegido los activos de Venezuela" en el exterior, añadió.

Venezuela está sumida en la mayor crisis política y económica de su historia con una hiperinflación de siete dígitos y una severa recesión. La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes, ha generado una masiva migración de venezolanos que Naciones Unidas calcula en al menos tres millones de personas.

El gobierno rechaza el apoyo y alega que no existe una situación de emergencia en Venezuela.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines