Lo más visto

"Hamilton Electors", la última carta que podría dejar a Trump sin la presidencia

La estrategia se basa en que no hay una ley federal que obligue a los representantes del Colegio Electoral a votar respetando el resultado en su estado y las directrices estatales en este sentido varían.
Enlace copiado

"Hamilton Electors", la última carta que podría dejar a Trump sin la presidencia

"Hamilton Electors", la última carta que podría dejar a Trump sin la presidencia

Enlace copiado
El movimiento "Hamilton Electors" no se resigna a que Donald Trump sea el nuevo presidente de Estados Unidos y trata de convencer a 37 miembros republicanos del Colegio Electoral para que no voten por el magnate el 19 de diciembre.

En Estados Unidos el voto es indirecto, es decir, cuando un candidato gana el voto popular en un estado obtiene el compromiso de voto de los representantes del Colegio Electoral correspondientes, que en total son 538 y se reparten en función del tamaño de la delegación congresual.

Trump venció en las elecciones del 8 de noviembre al obtener 306 compromisarios del Colegio Electoral frente a los 232 de la demócrata Hillary Clinton, pero técnicamente su triunfo no es oficial hasta que esos electores se reúnan en sus capitales estatales para votar el 19 de diciembre.

Lo que busca el movimiento "Hamilton Electors", impulsado por electores demócratas, es que al menos 37 electores republicanos rompan filas y se unan a los ocho demócratas que han decidido no votar por Clinton sino apostar por un candidato republicano alternativo para evitar, como sea, un Gobierno de Trump.

Sin esos 37 compromisarios, Trump no tendría el mínimo de 270 votos del Colegio Electoral que necesita para ser presidente y la decisión pasaría a la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos.

Los "Hamilton Electors" apuestan por el gobernador de Ohio, el republicano John Kasich, como alternativa a Trump para unir al país tras una dura y divisora campaña electoral.

Kasich, que fue aspirante presidencial en las primarias y nunca dio su apoyo al magnate, emitió un comunicado esta semana para pedir que los electores no voten por él cuando se reúnan en sus capitales el 19 de diciembre, porque el país "tuvo unas elecciones y las ganó Donald Trump".

"Esta estrategia, pese a ser bienintencionada, solo servirá para dividir aún más a nuestra nación cuando lo que necesitamos es unidad. Las elecciones ya terminaron y ahora es el momento de que todos nos unamos como estadounidenses", argumentó el gobernador.

El voto por Kasich también lo ha pedido el elector republicano de Texas Christopher Suprun, que ya ha anunciado que no votará por Trump porque considera que "no está cualificado para el cargo" y ha pedido al resto de electores conservadores que sigan su estela.

No hay una ley federal que obligue a los electores a votar respetando el resultado en su estado y las directrices estatales en este sentido varían, pero lo cierto es que el 99 % de las veces los electores han cumplido con el mandato del voto popular en su estado, según los Archivos Nacionales.

Los "Hamilton Electors" defienden que los electores presidenciales son "responsables de proteger el futuro de la nación y asegurarse de que el futuro presidente es la mejor persona para el puesto".

"Honramos la visión de Alexander Hamilton (uno de los padres fundadores de la nación) de que el colegio electoral debe, cuando sea necesario, actuar como una salvaguarda constitucional contra los que carecen de cualificación para ser presidente", explican en su manifiesto.

"En 2016 -prosiguen- buscamos a poner los partidos políticos a un lado y poner a Estados Unidos primero. Algunos electores piden a los otros, de ambos partidos, que se unan alrededor de un candidato republicano responsable por el bien de la nación".

Consideran que lo que escribió Hamilton hace más de dos siglos estaba pensado para la elección de alguien como Donald Trump.

"El Colegio Electoral permite una certidumbre moral de que la oficina del presidente nunca caerá en las manos de ningún hombre que no esté dotado en un grado excepcional con las cualificaciones requeridas", consideraba Hamilton.

Es muy poco probable que al menos otros 36 republicanos atiendan este llamado moral y frustren la elección de Trump, pero solo con los ocho demócratas que romperán filas para votar por un republicano alternativo ya se enviará un mensaje importante.

Donald Trump saldrá elegido con el mayor número de defecciones en el Colegio Electoral -miembros que no votan por el candidato designado por su partido -de la historia del país.



Tags:

  • hamilton electors
  • donald trump

Lee también

Comentarios