Hombre prende fuego en la cabeza de su hija porque “era muy hermosa”

El caso, reportado en Australia, ha vuelto a reabrirse luego de comprobarse que el responsable había ingerido una mezcla de marihuana con alcohol previo al suceso. Los abogados defensores habían insistido en congelar el caso por supuesta “demencia” del acusado.
Enlace copiado
Hombre prende fuego en la cabeza de su hija porque “era muy hermosa”

Hombre prende fuego en la cabeza de su hija porque “era muy hermosa”

Enlace copiado
La Corte Suprema de Australia Occidental ordenó reabrir el caso contra Edward John Herbert, acusado de haber prendido fuego a la cabeza de una de sus hijas y al cuerpo de otra, mientras perseguía a su esposa con un cuchillo por toda su casa. El caso había quedado congelado gracias a la defensa de Herbert, por haberlo declarado incompetente mental.

Sin embargo, la Fiscalía de Perth, condado de Australia, expresó que había salido a la luz nueva evidencia que detallaban que el acusado había pasado la mañana del día de los hechos consumiendo alcohol y marihuana en forma conjunta, lo que pudo haber alterado por completo su estado mental, según informaron medios internacionales este día, lo cual fue retomado por la página emisoresunidas.com. Debido a estos hallazgos, Herbert volverá a ser juzgado sin derecho a congelamiento del caso.

El hecho sucedió en 2015, cuando Stephanie Bochorsky, residente de Perth, informó a la policía de gritos aterradores en su vecindad. Fue así como Bochorsky vio salir a la esposa de Herbert corriendo de su casa y con una niña en brazos prendida en llamas y la otra de la mano, también con fuego en su cuerpo.

La Policía de Perth se reportó en el lugar y encontraron a Herbert sentado en su sofá en completa tranquilidad. El acusado había pasado varios minutos persiguiendo a su esposa con un cuchillo y amenazándola con degollarla, cuando, de pronto, tomó un galón de gasolina y lo roció sobre sus dos hijas, una de 3 años y otra de 7 años, arrojando un fósforo en ambas.

De las dos niñas, la que más daño recibió fue la pequeña de tres años, quien sufrió quemaduras de segundo grado en su cabeza y cuerpo y resultó con cicatrices permanentes en el 13% de su piel. Además, todavía lucha por recuperarse de las zonas en su cabeza que sufrieron quemaduras mortales. La otra de las hijas resultó con quemaduras de segundo grado y cicatrices permanentes en su piel, pero sin daños en su cabeza.

Al ser interrogado por la policía, Herbert se limitó a responder que había quemado a sus hijas porque “eran hermosas”. El caso ha conmocionado a Australia y a varias partes del mundo.
 

Tags:

  • australia
  • hijas
  • quemaduras

Lee también

Comentarios

Newsletter