Hoy celebramos uno de los mayores placeres de la vida: dormir

En el Día Mundial del Sueño, que se conmemora hoy, la Asociación Mundial de Medicina del Sueño recordó que mantener un ritmo de sueño adecuado es importante para conservar una buena salud mental y mantenerse feliz.
Enlace copiado
Hoy celebramos uno de los mayores placeres de la vida: dormir

Hoy celebramos uno de los mayores placeres de la vida: dormir

Hoy celebramos uno de los mayores placeres de la vida: dormir

Hoy celebramos uno de los mayores placeres de la vida: dormir

Enlace copiado
Aunque no lo creas, "el sueño" también tiene dedicado un día mundial y este se celebra cada 18 de marzo.

Fue instaurado por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM, por sus siglas en inglés) y también hay una página web oficial dedicada a su conmemoración.

Este evento anual tiene como objetivo "disminuir la carga de los trastornos del sueño de la sociedad a través de una mejor prevención y tratamiento de los trastornos del sueño".

El lema de este año es "un buen sueño es un sueño inalcanzable"; sin embargo, no lo es así del todo. Según WASM, el lema "expresa un deseo que se hace realidad solo para un tercio de la población mundial".

La asociación señala que un sueño profundo es una función atesorada y uno de los pilares de la salud, y es tan importante como una dieta equilibrada, así como un ejercicio adecuado.

"Cuando falla el sueño, la salud declina. La falta de sueño y la mala salud disminuyen la calidad de vida y la felicidad toma distancia", advierte la asociación dedicada al estudio de esta actividad.

Las cifras de la WASM señalan que "los problemas del sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de hasta el 45 % de la población mundial".

Las horas de sueño de las personas varían dependiendo de la edad. Por ejemplo, un recién nacido puede dormir más de 16 horas diarias, con frecuencia en períodos de 3 a 4 horas. A medida que el ser humano va creciendo, las horas de sueño disminuyen. Un niño de ocho años necesita dormir al menos diez horas mientras que de los 16 años en adelante se necesita un descanso de ocho horas.

La WASM indica que los tres elementos indispensables para un sueño de buena calidad son que el durmiente pueda levantarse alerta al día siguiente, que los ciclos de sueño sean sin interrupciones y que la profundidad del sueño sea suficientemente sólida, restauradora y refrescante.

Un sueño profundo es importante para preservar la salud mental, pues, por el contrario, hay "un factor de riesgo para los trastornos mentales como la depresión y la ansiedad".

Cuando una persona duerme, no solamente recarga energía para su cuerpo. Según los psicólogos, en ese lapso también se procesan temáticas y dinámicas psíquicas en las cuales el durmiente está inmerso.

Entre otras consecuencias de un inadecuado sueño está "un mal estado de alerta, la falta de atención, disminución de la concentración, menor productividad" y un aumento en el riesgo de "accidentes de tránsito".

Tags:

  • día mundial del sueño

Lee también

Comentarios

Newsletter