Inauguración de Obama toma un toque latino

Políticos, artistas y activistas hispanos serán actores en el acto de investidura del mandatario estadounidense.
Enlace copiado
De nuevo.  El presidente Barack Obama posa con el grupo mexicano Maná, en un acto de campaña en 2012.

De nuevo. El presidente Barack Obama posa con el grupo mexicano Maná, en un acto de campaña en 2012.

Inauguración de Obama toma un toque latino

Inauguración de Obama toma un toque latino

Enlace copiado
Con la cantidad de estrellas, personajes e invitados hispanos a las ceremonias de investidura de Barack Obama, al presidente estadounidense que este lunes renovará mandato solo le falta jurar el cargo en español.

Y es que casi todas las celebraciones que comenzarán el fin de semana y culminarán el lunes con la juramentación pública ante el Capitolio tienen algún que otro tinte latino.

Para empezar, uno de los miembros del comité organizador de todos los fastos es nada más y nada menos la actriz latina Eva Longoria, una declarada seguidora del presidente demócrata que ya participó activamente en su campaña electoral el año pasado.

Otra de las latinas que más enorgullece a la creciente comunidad hispanoparlante del país –clave en la reelección de Obama el pasado noviembre– es Sonia Sotomayor, quien en el primer mandato del demócrata se convirtió en la primera hispana en llegar a la Corte Suprema.

La magistrada de origen puertorriqueño, en boga estos días de nuevo por haber publicado sus memorias, será la encargada de tomar la juramentación del vicepresidente Joe Biden.

Con el visto bueno personal de Obama, el poeta Richard Blanco subirá también a ese podio el lunes para hacer más historia: como el primer latino –es hijo de cubanos nacido en España pero educado en Estados Unidos– y como el primer homosexual, además de ser el poeta más joven, que es invitado a declamar el “poema de investidura” ante los ojos de todo el país.

Inmediatamente después otro cubano, el reverendo Luis León, será el encargado de otra pieza clave de la ceremonia: la bendición que empieza a cerrar los fastos, sellados luego por la cantante Beyoncé, que entonará el himno nacional. León, oriundo de Guantánamo, es un pastor episcopal cuya iglesia está muy cerca de la Casa Blanca.

El religioso llegó a Estados Unidos en 1961 como parte de la operación “Peter Pan” por la que miles de niños cubanos fueron enviados a Estados Unidos por temor a la revolución que Fidel Castro acababa de iniciar en la isla.

El experimentado religioso –ya realizó la bendición durante la investidura de George W. Bush en 2005– fue elegido en sustitución del reverendo Louie Giglio, cuyo nombramiento provocó las protestas de la comunidad homosexual por un discurso antigay que pronunció en los años noventa.

En esta ocasión las ceremonias vendrán por partida doble, algo bastante inusual: la Constitución fija que el nuevo presidente –o el mandatario reelegido, como en este caso– debe haber jurado el cargo el 20 de enero, día en que expira el mandato del presidente anterior, sea el mismo o no.

Pero como el 20 de enero cae este año domingo, Obama jurará el cargo en la fecha oficial en un sencillo y rápido acto en la Casa Blanca, y repetirá el proceso de investidura un día más tarde, ante los ojos de todo el país y con todos los fastos que lo acompañan.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter