Incendios siguen sin control y causan 10 muertos

Autoridades locales describen horror por impacto del fuego.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un millar de casas del poblado de Santa Olga fue tragado ayer por uno de los incendios forestales que afectan al centro-sur de Chile y que han consumido 160,000 hectáreas y cobraron la vida de 10 personas.

“Es una situación de extrema gravedad, de horror, de pesadilla sin nombre, con un final que no tiene guion”, dijo el alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, una ciudad balnearia vecina al poblado de Santa Olga, unos 360 kilómetros al sur de Santiago. “Todo se quemó”, declaró.

Una persona fue encontrada calcinada entre los escombros, informaron el alcalde y el comandante de Bomberos, Cristian González.

Unos 140 kilómetros más al sur fue ubicado otro cadáver calcinado en el interior de una vivienda destruida por las llamas, indicó la gobernadora de Concepción, Andrea Muñoz.

Ayer a media tarde murió otro bombero al volcar el camión aljibe en el que se dirigía a combatir el fuego, publicaron los bomberos en su página de internet.

“Me temo que hoy (ayer) va a ser un día largo, que vamos a tener más malas noticias y nos falta aún descubrir una fotografía que nadie quiere ver”, añadió Valenzuela en alusión a las decenas de poblados cercanos que estaban en el camino del fuego.

Lee también

Comentarios

Newsletter