Investigación por corrupción en Brasil llega hasta Lula

El expresidente y fundador del Partido de los Trabajadores (PT) fue interrogado durante tres horas, en el marco de la investigación por sobornos por $2,000 millones en la petrolera.
Enlace copiado
Investigación por corrupción en Brasil llega hasta Lula

Investigación por corrupción en Brasil llega hasta Lula

Investigación por corrupción en Brasil llega hasta Lula

Investigación por corrupción en Brasil llega hasta Lula

Enlace copiado
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, se convirtió ayer en el nuevo blanco de la mayor investigación por corrupción en la historia del país, tras ser trasladado por la policía desde su casa para prestar declaración en una comisaría.

El exmandatario, uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores (PT), fue trasladado ayer por agentes de la Policía Federal para prestar declaración por su supuesta implicación en el escándalo de desvíos en la petrolera estatal Petrobras, lo que generó un duro intercambio de acusaciones entre simpatizantes y detractores del ex jefe de Estado.

Tras declarar durante unas tres horas, Lula abandonó la comisaría y buscó el apoyo de sus correligionarios en la sede del PT en Sao Paulo, donde criticó enérgicamente la “lamentable” actuación del Poder Judicial y confesó estar “íntimamente afligido, ofendido y ultrajado” por la operación en su contra.

“Si quisieron matar a la cobra, no le dieron en la cabeza, le dieron en el rabo. Y la cobra sigue viva”, alertó Lula, quien visiblemente indignado y respaldado por los militantes del PT confesó que se había sentido “como un prisionero”.

La operación contra el expresidente, considerado uno de los líderes más carismáticos de Brasil, agitó los ánimos de sus defensores y críticos, quienes llegaron a enfrentarse en las puertas de la casa de Lula, un antiguo obrero metalúrgico que llegó a la presidencia, tras presentarse cuatro veces como candidato.

Procedente de una humilde familia de campesinos del noreste del país, el expresidente arremetió contra aquellos “disconformes” con el ascenso de los pobres al poder y los que impiden que su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff, pueda gobernar con tranquilidad. Rousseff fue ministra en el gobierno de Lula.

El expresidente, quien llegó a calificarse a sí mismo como “el alma viva más honesta de Brasil”, insistió en que el objetivo de la operación policial fue ofrecer un espectáculo a los medios de comunicación, ya que él “jamás” se negó a prestar declaración.

“El juez (Sergio) Moro (responsable del caso) no necesitaba haber mandado a la policía a mi casa, solo tenía que haberme invitado” (a declarar), insistió Lula.

Rousseff consideró “innecesaria” la operación policial contra su padrino político y antecesor, y exigió “respeto” a los derechos individuales y “responsabilidad” a las instituciones.

Pese a un escándalo de compra de votos que cobró la cabeza del jefe de su gabinete, Lula dejó la presidencia con altos niveles de popularidad.

Policía defiende investigación

Durante una rueda de prensa, funcionarios de la policía dijeron que estaban ejecutando 44 órdenes judiciales como parte de la más amplia investigación judicial que se haya realizado en Petrobras, y conocida como la Operación Autolavado.

La investigación tiene este curioso mote porque, en sus inicios, la indagación sobre el entramado de corrupción presuntamente se descubrió que algunos dineros se desviaban usando pequeñas empresas de lavado de autos, así como estaciones de servicio.

El escándalo de Petrobras ya ha puesto tras las rejas a altos empresarios, a pesos pesados de la política y a directivos del Partido de los Trabajadores, así como de la oposición. El jueves, la Corte Suprema aceptó los cargos de corrupción en contra de Eduardo Cunha, una prominente figura de la oposición y presidente de la cámara baja del Congreso.

Fiscales que investigan el caso dicen que empresarios involucrados en el escándalo pagaron más de 2,000 millones de dólares en sobornos para hacerse a contratos que otorgaba de la estatal petrolera. Parte del dinero, dicen los investigadores, terminó llegando a los partidos políticos, incluyendo el Partido de los Trabajadores.

Tags:

  • brasil
  • corrupcion
  • petrobras
  • lula da silva
  • dilma rousseff
  • sobornos

Lee también

Comentarios

Newsletter