Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / social LO MÁS LEÍDO

JMJ 2019: El madrugón a la Avenida España para estar cerca del papa

Cientos de personas fueron ocupando desde temprano una de las principales vías de Panamá.  Hay de todas las nacionalidades y edades. No les importa la aglomeración, el sol y el calor.

Enlace copiado

- 00:00:54La Prensa Gráfica

Enlace copiado

“Tengo 82 años, la edad del papa”: Así dice Eyra Meléndez, quien sentada en su silla de ruedas se ha situado en una acera de la Avenida España en el centro de Panamá, por donde se espera parte del recorrido del papa, en el inicio de la Jornada Mundial de la Juventud. 

Ella tiene dolencias en sus rodillas desde hace dos años y esto la obliga a desplazarse en su silla. No quiere quedarse sin ver a Francisco. Igual que muchos panameños, ella considera que la visita del pontífice a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es una bendición; eso es precisamente lo que busca ella.

Llegó casi desde las 9:00 de la mañana, pero le tocó madrugar por que vive en el área revertida de Howard, “después del puente de las Américas”, dice Luis Antonio Cerraud, su hijo, quien se encargará de cuidarla.
 
Eyra asegura que no tiene ningún temor de que vaya a caer con la aglomeración de personas que comienza a situarse en la vía. “Yo la protejo”, dice el hijo, “todo está programado, tenemos comida, agua, sombreros  y hasta podemos echar una jugadita”, dice, y señala un casino que ha quedado justo a sus espaldas.
 
¿Qué espera Eyra de la visita del papa Francisco? Es su hijo quien responde: “Dios mío, ojalá que le dé la bendición para que se pueda recuperar o tener una mejor calidad de vida”.

Sobre la arteria se puede ver gente de muchas nacionalidades. Recostada con toda la comodidad y en pleno sol en una de las bancas, Carolina es una tica que llegó desde las 10:00 a. m. Está en Panamá desde el sábado y se irá hasta el final de la jornada.

 
Solo a unos metros más adelante se encuentra Nenice. Porta un sombrero brasileño y dice que es de Río de Janeiro. Vive en Panamá desde hace dos años. Como ella, se pueden encontrar dominicanos, mexicanos, peruanos, ingleses y otras nacionalidades. Todos caminan para buscar un lugar en la avenida; todos quieren estar cerca del papa, verlo de cerca.

 
Gina Vargas y su hija Valeria también son de Costa Rica. Han llegado desde las 9:00 de la mañana. También se mudó a vivir en Panamá. Cree que la JMJ es un evento muy grande; “vendrá mucha gente y quiero tener la certeza de ver bien de cerca al papa Francisco. Al que madruga Dios le ayuda”, dice.

 
Como muchos otros, ha tomado todas las previsiones del caso para no pasar apuros en el lugar. “Traje de todo: agua, merienda, gorra, bloqueador. Es como un día en la playa, pero con un mar de gente”.

Silvia salió desde las 6:00 de la mañana desde Santiago de Veragua con su hijo de dos años Dila. A las 9:00 a. m.,  estaba en una acera de la Avenida España con otro grupo de personas. Son privilegiados: están a la sombra de un árbol, pero también tienen todo lo necesario para pasar el día.

Dice que no tiene temor de que a Dilan le vayan a hacer daño con el tumulto; dicen que van a ver al papa y no les pasará nada. Lo que sí soportan son los 35 ° grados celcius durante el mediodía y la mitad de la tarde.

La Avenida España también fue tomada por personal de la Dirección de Protección Civil y el ejército. Ninguno de los miembros de las instituciones allí presentes saben qué cantidad de personas han desplegado. De protección Civil dicen que tienen varias ambulancias, agua y otros insumos en varios puestos y los militares están colocados desde la salida del aeropuerto Tocumen, por toda la Avenida España hasta la antigua base militar de Clayton donde está la Nunciatura Apostólica.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines