Kirchner irá a juicio por causade dólar a futuro

Expresidenta habría defraudado al Estado que gobernaba por una causa millonaria.
Enlace copiado
Enlace copiado
La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) deberá sentarse por primera vez en el banquillo de los acusados, después de que la justicia decidió ayer llevarla a juicio oral y público por el supuesto delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública.

El juez federal Claudio Bonadío elevó la causa a juicio oral tras cerrar la instrucción de la investigación por supuestas irregularidades en las operaciones en 2015 del Banco Central de la República Argentina (BCRA, emisor) en el mercado del dólar a futuro, que causaron pérdidas multimillonarias.

También fueron enviados a juicio oral y público el exministro de Economía Axel Kicillof y el expresidente del BCRA Alejandro Vanoli, entre otros imputados.

La Cámara Federal de Casación Penal deberá ahora definir por sorteo el tribunal que llevará adelante el debate, en fecha por determinar.

La política peronista y líder del Frente para la Victoria (FpV), de 64 años, irá así por primera vez a juicio por su actuación al frente del Gobierno argentino, en momentos en que los analistas políticos no descartaban su eventual postulación en las elecciones legislativas de medio término de octubre.

Fernández de Kirchner también es investigada en otras causas por supuestas operaciones de lavado de dinero y el supuesto otorgamiento discrecional de multimillonarios contratos de obra pública a empresarios cercanos, entre otras investigaciones.

Poco después de conocerse la elevación de la causa a juicio, la expresidenta escribió en Twitter: “Meanwhile (mientras tanto) #MarchaFederalDocente”, junto a un artículo del periódico The Washington Post sobre la multitudinaria protesta de maestros el miércoles en Buenos Aires en contra del gobierno de Macri.

El juez fundamentó el envío de la exmandataria a juicio oral en que, “de acuerdo con las directivas impartidas por la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner y su ministro de Economía, Axel Kicillof, los directores del Banco Central de la República Argentina (...), utilizando de manera impropia las atribuciones y competencias de sus respectivos cargos, adoptaron las medidas de carácter técnico administrativas que permitieron a la entidad vender entre los meses de septiembre y noviembre de 2015 contratos de dólar futuro a valores inferiores al precio de mercado”, violando la carta orgánica de la entidad emisora.

El ministerio público consideró que “se trató de una compleja operatoria que requirió la actuación conjunta y coordinada de diversos funcionarios estatales”.

Lee también

Comentarios

Newsletter