Loading...

La ONU pide a México que evite la fuerza contra las caravanas

El jueves, la Guardia Nacional apresó a los migrantes en la carretera. Habían caminado por horas. Los oficiales usaron gases lacrimógenos para someter a la multitud.

Enlace copiado
Contención. Las autoridades mexicanas han optado por cerrar el paso a los migrantes, capturarlos y enviarlos a centros de detención.

Contención. Las autoridades mexicanas han optado por cerrar el paso a los migrantes, capturarlos y enviarlos a centros de detención.

Enlace copiado

La Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió ayer a México que evite el uso de la fuerza en la detención de migrantes de las caravanas procedentes de Centroamérica, tras episodios de violencia y tensiones ocurridos esta semana en la frontera.

"El uso de la fuerza para detener o dispersar migrantes de las caravanas debería ser evitado, incluyendo el uso de armas no letales", señaló en rueda de prensa la portavoz de la oficina Elizabeth Throssell.

La fuente añadió que las autoridades deben garantizar el respeto a principios básicos de actuación, como la proporcionalidad y la contención.

En la misma conferencia de prensa, el portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Andrej Mahecic, subrayó que México "tiene el derecho soberano a determinar quién entra en su territorio", pero que también está sujeto a leyes internacionales sobre la protección de personas refugiadas.

"Entre el gran número de personas que llegan a México desde su frontera meridional hay probablemente personas necesitadas de protección internacional", subrayó, y añadió que "cualquier persona que huye de la violencia y la persecución tiene derecho a pedir asilo".

El pasado lunes, alrededor de un millar de migrantes de la primera caravana de 2020, que sumó hasta 5,000 personas, cruzaron en grupo el río Suchiate que divide a Guatemala de México, ante los intentos de contener esta llegada por la Guardia Nacional mexicana, que detuvo a 402 centroamericanos.

Videos grabados del incidente mostraron a miembros de la Guardia Nacional usando escudos antidisturbios y efectuando disparos (según algunos testigos, para lanzar latas de gas lacrimógeno).

Luego de ver cómo efectivos de la Guardia Nacional y agentes antiinmigración disolvían la última caravana en el umbral de su casa, llevando a hombres, mujeres y niños llorosos a los autobuses que los trasladaron a un centro de detención en la cercana ciudad de Tapachula, Miguel Ángel Vázquez, comerciante, está seguro de una cosa.

"Veo que ya estas caravanas no van a pasar", señaló este hombre de 56 años.

Aunque las primeras caravanas pudieron cruzar el territorio mexicano e incluso recibieron ayuda humanitaria o de transporte de muchas comunidades y algunos funcionarios, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cambió su enfoque al inicio de este año en respuesta a la amenaza de Washington de subir los aranceles a sus exportaciones.

El resultado pudo verse el jueves en una carretera rural en Frontera Hidalgo.

Muchos de los migrantes cubrieron formularios no oficiales, sin ningún logo del gobierno, en los que expresaron su deseo de solicitar refugio y expusieron los motivos que los llevaron a salir de sus países. Sabían que a pocos kilómetros carretera arriba, un amplio despliegue de la Guardia Nacional esperaba con escudos antimotines y la orden de no dejarlos pasar.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines