La carta enviada al papa Francisco por una víctima de abusos en la que denunciaba el supuesto encubrimiento del obispo Juan Barros en el caso Karadima

Una de las víctimas de los abusos sexuales a menores del sacerdote Fernando Karadima en Chile dio a conocer una carta que envió a Francisco en la que denuncia el encubrimiento del caso por parte del Juan Barros, un obispo que el Papa defiende a "falta de evidencias".
Enlace copiado
Enlace copiado
Francisco habla con periodistas en avion
EPA
El viaje del Papa a Chile fue, sobre todo, un motivo para reavivar el debate sobre los abusos sexuales de sacerdotes.

"Santo Padre, me animé a escribirle esta carta porque estoy cansado de pelear, llorar y sufrir".

Esas son algunas de las palabras que escribió Juan Carlos Cruz al papa Francisco el 3 de marzo de 2015.

En la carta, a la que tuvo acceso la BBC, Cruz detalla los abusos sexuales que sufrieron él y otros menores por parte de Fernando Karadima , un sacerdote de Santiago de Chile hallado culpable por la justicia chilena y eclesiástica por estos hechos.

La agencia de noticias AP reportó este lunes que la carta fue recibida en abril de 2015 por el asesor del Papa en la lucha contra los abusos, el cardenal Sean O'Malley, quien días después supuestamente aseguró a las víctimas y sus representantes que el Papa la había leído.

Cruz también hace referencia en el texto al presunto encubrimiento del caso durante años por parte de la Iglesia chilena y por el hoy obispo Juan Barros, quien fue defendido por Francisco durante su visita a Chile hace dos semanas.

Juan Barros
Reuters
Barros es obispo de Osorno, en el sur de Santiago, y enfrenta con frecuencia las protestas de sus críticos

"El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar", dijo el Pontífice . "No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia", añadió.

Francisco luego se disculpó por las declaraciones, ya que según él pudieron haber herido los sentimientos de las víctimas. Pero insistió en que " no hay evidencia de culpabilidad (de Barros) ".

La BBC contactó al Vaticano en busca de un comentario sobre la carta, pero las autoridades eclesiásticas no quisieron hacer declaraciones.

Fernando Karadima
AFP
Karadima estuvo en corte, pero su caso proscribió y solo recibió sentencia de la Iglesia, que lo condenó a una vida de "penitencia y oración". Hoy, a sus 87 años, reside en un ancianato de Santiago.

Lo que dice la carta

Y es que, más que los escalofriantes detalles de los abusos que se leen en la carta, lo que deja mal parado a Francisco es que en ella se denuncia el supuesto encubrimiento de los delitos durante años.

Porque el Papa, quien dice promover una política de "cero tolerancia" ante los abusos, no niega los abusos de Karadima, pero sí el rol que Barros pudo haber jugado al encubrirlos.

Cruz alega que Barros, en ese momento un joven pupilo de Karadima, no solo encubrió los abusos a medida que ascendió en su carrera eclesiástica en los años 90, sino que fue testigo de ellos en la parroquia de un barrio acomodado de Santiago, donde ambos crecieron bajo la tutoría del sacerdote.

"Más difícil y fuerte era cuando estábamos en la habitación de Karadima y Juan Barros, si no se estaba besando con Karadima, veía cuando a algunos de nosotros , los menores, éramos tocados por él y nos hacía darle besos diciéndome: 'Pon tu boca cerca de la mía y saca tu lengua'. Él sacaba la suya y nos besaba con su lengua".

"Juan Barros era testigo de todo esto y lo fue incontables veces, no solo conmigo sino con otros también", aseguró Cruz.

Y denunció: "Juan Barros ha encubierto todo lo que le cuento".

Barros, quien fue nombrado Obispo de Osorno en 2015 por el Papa, ha negado haber encubierto o presenciado los abusos.

Y, cuando pidió disculpas, el Papa dijo: "El caso del obispo Barros lo hice estudiar, investigar, lo hice trabajar mucho. No hay evidencias de culpabilidad y al parecer no se van a encontrar".

¿La leyó o no?

La pregunta es si el Papa realmente leyó la carta de Cruz.

El lunes, la agencia AP publicó una foto en la que Marie Collins, una activista irlandesa que lucha contra los abusos sexuales, le entrega la carta a O'Malley, el asesor de Francisco en este tema.

"Cuando le dimos (a O'Malley) la carta para el Papa, nos aseguró que se la daría al Papa y hablaría de las preocupaciones", dijo Collins a AP.

"Y en una fecha posterior, nos aseguró que eso se había hecho".

Lo mismo afirmó Cruz a la agencia de noticias estadounidense: "El cardenal O'Malley me llamó tras la visita del Papa aquí a Filadelfia y me dijo, entre otras cosas, que había dado la carta al papa, en mano".

Cruz decidió dar a conocer la carta después de haber escuchado las recientes declaraciones de Francisco, en las que asegura que "si viene una persona y me da la evidencia (del encubrimiento) yo seré el primero en escucharle".

"Me molestó", dijo Cruz a AP. "Y al mismo tiempo no podía creer que alguien tan elevado como el mismo Papa pudiera mentir sobre esto".

Hace unos días el Vaticano anunció que va a enviar a Chile a Charles Scicluna, el arzobispo de Malta, considerado el "mayor experto en crímenes sexuales en el interior de la Iglesia Católica", para "escuchar" a quienes cuestionan a Barros.

Lee también

Comentarios

Newsletter