Lo más visto

La corrupción de Odebrecht, un terremoto que amenaza a varios países

El escándalo de corrupción de la constructora brasileña arrastra sus tentáculos a más de una decena de países. Con el avance de las investigaciones, más gobernadores son acechados.
Enlace copiado
La corrupción de Odebrecht, un terremoto que amenaza a varios países

La corrupción de Odebrecht, un terremoto que amenaza a varios países

La corrupción de Odebrecht, un terremoto que amenaza a varios países

La corrupción de Odebrecht, un terremoto que amenaza a varios países

Enlace copiado
Considerada durante mucho tiempo como la mayor empresa de infraestructuras de América Latina, la constructora brasileña Odebrecht tiene ahora su reputación hecha añicos por las revelaciones de que montó una red de pago de sobornos a políticos y funcionarios en una decena de países de la región.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó en diciembre a la constructora de expandir sus negocios latinoamericanos gracias a un “departamento de sobornos” que operaba de forma sistemática, usando para los pagos también bancos estadounidenses y europeos.

Odebrecht se declaró entonces culpable ante la justicia de Estados Unidos, Suiza y Brasil del pago de $788 millones en sobornos desde 2001.

Además de Brasil, los documentos estadounidenses mencionan a 11 países, entre ellos a dos naciones africanas, el resto son en América Latina.

Las autoridades peruanas emitieron orden de arresto contra el expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) por acusaciones de que Odebrecht le pagó $20 millones para obtener la concesión de una obra pública, los tramos de una carretera entre Perú y Brasil.

Toledo, que llegó al poder con la lucha contra la corrupción como bandera, es hasta ahora el político más conocido en haber sido acusado formalmente fuera de Brasil. Perú pidió apoyo a la INTERPOL para la captura de Toledo, al que se le ubicaba por última vez en Francia.

Luiz Inácio Lula da Silva es el exmandatario considerado como el artífice del despegue económico de Brasil en la década pasada, y tiene que responder ante la justicia por tres procesos por corrupción, al menos uno de ellos está vinculado con Odebrecht, por supuestas ayudas recibidas.

Lee también

Comentarios