La red Haqqani sería la autora del atentado que causó 90 muertos

El Gobierno afgano denuncia la complicidad de Pakistán para proteger al grupo terrorista vinculado a talibanes.
Enlace copiado
Enlace copiado
El servicio de inteligencia de Afganistán responsabilizó ayer a la red insurgente Haqqani y al vecino Pakistán del devastador atentado con camión bomba que el miércoles causó al menos 90 muertos y 460 heridos en Kabul, la capital afgana.

“El plan para el ataque de hoy (miércoles) fue diseñado por la red Haqqani en coordinación y cooperación directa con el Servicio de Inteligencia de Pakistán (ISI)”, aseguró la Dirección de Seguridad afgana en un comunicado emitido el miércoles por la noche.

La red Haqqani es un grupo rebelde conocido por su brutalidad que coopera estrechamente con la milicia fundamentalista talibán. Afganistán viene acusando desde hace tiempo a Pakistán de apoyar y dar cobijo a dirigentes y combatientes de Haqqani y los talibanes.

El atentado con explosivos escondidos en un camión cisterna para el transporte de agua sacudió el barrio diplomático de Kabul, donde se encuentran muchas embajadas extranjeras, además de oficinas del Gobierno afgano y el palacio nacional.

Frenan deportaciones

Los afganos lloraban ayer la pérdida de familiares, amigos y compañeros víctimas del ataque.

Decenas de personas esperaban en hospitales a tener noticias sobre el estado de sus parientes o conocidos heridos en el ataque.

Ante la situación, el Gobierno alemán anunció ayer la suspensión de las deportaciones a Afganistán para los peticionarios de asilo que hayan visto rechazada su solicitud, salvo para el caso de presuntos radicales islámicos y delincuentes.

La canciller Angela Merkel anunció la decisión, que justificó con la situación creada tras el atentado en Kabul, y dijo que las polémicas repatriaciones forzadas a Afganistán quedarán suspendidas hasta que el Ministerio de Exteriores pueda certificar que se dan las condiciones de seguridad necesarias para reanudarlas.

La líder alemana hizo este anuncio en una comparecencia ante los medios tras reunirse en la cancillería con los dirigentes de los estados federados, donde se abordó entre otras cuestiones la política de asilo.

Merkel mencionó como posible fecha para que Exteriores pueda analizar la situación en Afganistán mediados de julio, aunque advirtió que este margen de tiempo estaba condicionado.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter