Lo más visto

La “sangrienta” historia del joven atacado por supuestos “piojos de mar”

La fotografía con los pies ensangrentados del joven Sam Kanizay le han dado la vuelta al mundo, además de suscitar las dudas sobre qué tipo de animal o insecto marino pudo haberlo atacado.
Enlace copiado
La “sangrienta” historia del joven atacado por supuestos “piojos de mar”

La “sangrienta” historia del joven atacado por supuestos “piojos de mar”

Enlace copiado
"Fui a la playa después de un partido de fútbol. Al principio no sentí nada pero, como a la media hora, noté como pinchazos de agujas en los pies. Salí del agua, me sacudí lo que me pareció arena alrededor de los tobillos. Caminé por la playa hasta que me di cuenta de que los tenía cubiertos de sangre".

Con esas palabras, el joven australiano de 16 años, Sam Kanizay, se ha convertido en el centro de atención de las redes sociales, luego de que salieran publicadas las fotografías de sus pies, tras ser atacados por lo que parece ser una plaga de “piojos marinos”, los cuales desangraron sus extremidades inferiores y le provocaron heridas profundas en su piel.

Según el periódico español “El País”, Kanizay, originario de Melbourne, Australia, pudo haber sido víctima de un “enjambre de minúsculos isópodos carnívoros carroñeros”, conocidos como “piojos de mar” y propios de la zona costera de Oceanía y gran parte del Océano Pacífico. También es conocido como “carracho”, en Galicia, y como “pulga marina”, en América Latina.



El suceso se produjo en la plata de Brigthon, a la que Kanizay llegó a refrescarse tras un partido de fútbol con sus amigos. Ese mismo cambio entre el agua fría de la playa y sus pies acalorados por la actividad física pudo haber provocado una especie de “anestesia”, la cual adormeció sus nervios y permitió que los piojos de mar atacaran sin ser detectados al instante.

Como relata el joven a la cadena informativa BBC, tras media hora sintió “pinchazos” en sus pies, lo que provocó que saliera del mar, donde se dio cuenta de que estaban totalmente ensangrentados y llenos de pequeños agujeros.  El joven acudió al centro hospitalario más cercano donde confirmaron a BBC que, tras varias curaciones, “las heridas no paraban de sangrar”, como si el bicho atacante hubiera paralizado la coagulación sanguínea del joven.

Según El País, “los expertos que han visto los animalitos, como Murray Thomson, de la Universidad de Sydney, están convencidos de que el ataque, que consideran excepcional, es obra de algún tipo de crustáceo carnívoro, aunque ha dudas sobre si se trata de cirolana harfordi o del anilocra physodes (el piojo)”, por lo que no se maneja una versión oficial sobre qué tipo de insecto marino atacó al joven.

"Estos animales son carroñeros. Es posible que el joven permaneciera inerte en el agua y tuviera microheridas, que llamaron la atención de los bichos y comenzaron a devorarlo rápidamente como hacen con varias especies marinas muertas en las aguas. Si no los tuviéramos, tendríamos un mar lleno de peces muertos y aves muertas", ha dicho Genefor Walker-Smith, biólogo marino consultado por BBC.



El País también retoma lo publicado por BBC, quienes señalaron que “ha habido casos de picaduras que han causado irritación, pero no sangrado, especialmente en el golfo de México, donde se llegó a hablar de plaga durante el verano del año pasado”. “Su picadura produce, en los casos normales, quemazón, picor e hinchazón de la piel”, agregaron.

Hasta el momento, medios locales en Melbourne informaron que Kanizay ha vuelto a su casa, aunque el bicho que lo atacó aún no está identificado ni se tiene claro su género taxonómico, por lo que la idea del piojo marino sigue siendo una suposición firme.
 

Tags:

  • piojos de mar
  • australia
  • melbourn
  • sam kanizay

Lee también

Comentarios