Lo más visto

La semana de los vaivenes de Trump

"No estoy oscilando en inmigración", aseguró cuando en los medios del país no se hablaba de otra cosa que de su aparente cambio en el tema central de su campaña, en la que se ha comprometido a levantar un muro en la frontera con México y a deportar a los 11 millones de indocumentados que hay creando una fuerza de deportación especial.
Enlace copiado
Foto AP.

Foto AP.

La semana de los vaivenes de Trump

La semana de los vaivenes de Trump

Enlace copiado
Donald Trump comenzó la semana abriendo la puerta a suavizar las polémicas medidas antiinmigración con las que se lanzó a la carrera por la presidencia de Estados Unidos.

"No estoy oscilando en inmigración", aseguró cuando en los medios del país no se hablaba de otra cosa que de su aparente cambio en el tema central de su campaña, en la que se ha comprometido a levantar un muro en la frontera con México y a deportar a los 11 millones de indocumentados que hay creando una fuerza de deportación especial.

Pero aunque el controvertido candidato del Partido Republicano diga que no, esta que termina ha sido la semana de los vaivenes de Trump. Y tras suavizar las formas, nadie tiene muy claro cuáles son sus planes exactos si llega a la Casa Blanca. ¿Deportará a los sin papeles? ¿Solo a una parte? ¿Abrirá vías a algunos para entrar en la legalidad? ¿Creará esa fuerza especial? El único punto que ha mantenido sin titubear es la construcción del muro.

El discurso sobre inmigración que su campaña anunció para el jueves en Colorado, esperado como una presentación de su programa en la materia, fue cancelado. Lo pronunciará, según parece, la semana que viene.

Sus mensajes de los últimos días -y los de su nueva jefa de campaña, Kellyanne Conway- han dejado en evidencia diferencias con aquel alegato con el que el magnate se lanzó a la carrera por la Casa Blanca, llamando violadores y criminales a los indocumentados mexicanos, en paralelo con un intento de acercamiento también a la comunidad negra.

Pero Trump tan pronto ha dado una de cal como otra de arena. El martes, por ejemplo, aseguró: "Sin duda podría haber una flexibilización (en materia migratoria) porque no buscamos herir a la gente". Horas después hizo subir al estrado en un mitin a agentes de patrulla fronteriza y a madres cuyos hijos murieron a manos de indocumentados para mostrar la importancia de sacar del país a los sin papeles.

Al día siguiente, en Tampa, Florida, estado en el que tradicionalmente se asienta la inmigración cubana, el republicano se dirigió directamente a los hispanos. "Ustedes tienen derecho a una buena educación para sus hijos. Tienen derecho a ser dueños de su casa. Tienen derecho a un buen trabajo. Voy a pelear para que cada ciudadano hispano de este país tenga un futuro mejor", dijo.

Trump va perdiendo en las encuestas por una media de seis puntos frente a la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton. Y va camino de ser el republicano menos votado por la comunidad hispana en las elecciones del 8 de noviembre. Las encuestas le dan un apoyo del 20 por ciento entre los latinos, frente al 66 por ciento de Clinton. La gran pregunta es si tiene opción real de ampliar ahora ese electorado con la suavización de su discurso.

"Su nuevo tono en inmigración, el nuevo énfasis en llegar a latinos y negros y el intento de no decir cosas escandalosamente racistas e inapropiadas es una llamada a ese grupo de votantes blancos que están en el centro pero no se ven a sí mismos votando a un bufón racista", sostiene el congresista demócrata Luis Gutierrez, negando un intento de captación de votantes en la comunidad hispana.

"No ha cambiado su posición en inmigración. Ha cambiado las palabras que está diciendo", argumentó esta semana una de las portavoces de Trump a la CNN.

Todo queda en el aire hasta que presente su programa en inmigración, presumiblemente la semana que viene. Entonces se sabrá qué pretende concretamente. O no.

"Todo lo que Trump promete tiene fecha de caducidad", aseguró Amanda Carpenter, que fue en las primarias republicanas la directora de comunicación de Ted Cruz, uno de los aspirantes a los que desbancó Trump. "Que no digan que no les avisamos".

Tags:

  • donald trump

Lee también

Comentarios