Lo más visto

Las dos Coreas intercambian disparos de aviso tras una nueva deserción al Sur

El de hoy es el cuarto soldado norcoreano que huye al Sur este año y el primero en hacerlo desde la dramática deserción de un militar que recibió cinco disparos de militares norcoreanos en su huida a través de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único área fronteriza donde soldados de las dos Coreas se ven cara a cara.

Enlace copiado
AP/Lee Jin-man

AP/Lee Jin-man

Enlace copiado

La frontera intercoreana vivió hoy otro episodio de tensión con soldados de ambos países intercambiando fuego de advertencia, después de que un militar del Norte huyera al Sur, el primero en hacerlo tras la espectacular deserción de otro en noviembre pasado.

El soldado del Norte apareció caminando entre la neblina frente a un puesto de guardia fronterizo situado en la "vertiente occidental" de la divisoria entre los dos países sobre las 8:04 hora local (23:04 GMT del miércoles), detalló a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl.

Aunque las autoridades militares surcoreanas no lo han confirmado, medios locales aseguran que la deserción se produjo en torno al municipio fronterizo de Yeoncheon (unos 55 kilómetros al norte de Seúl).

Poco después, las tropas del Sur detectaron a una patrulla de soldados norcoreana que aparentemente buscaba al huido y procedieron a realizar una advertencia a través de su sistema de megafonía al ver que el grupo se aproximaba a la Línea de Demarcación Militar (MDL) fronteriza.

Tras ignorar el aviso aparentemente, los surcoreanos realizaron a las 9:30 horas (0:30 GMT) "varios" disparos de advertencia, señaló el portavoz, que indicó que el grupo de soldados norcoreanos decidió entonces retroceder.

Poco después, en torno a las 10:15 horas (1:15 GMT), soldados del Sur escucharon también varios disparos, supuestamente de advertencia, procedentes de la franja norte de la militarizada frontera intercoreana.

El Ejército surcoreano no ha revelado por el momento ningún detalle sobre el interrogatorio al que ha sometido al militar del Norte.

Por su parte, el Comando de Naciones Unidas (UNC), contingente liderado por tropas surcoreanas y estadounidenses que controla la franja sur de la divisoria, aseguró posteriormente en un comunicado que trabaja con el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) para investigar "y determinar las circunstancias" de esta deserción.

El de hoy es el cuarto soldado norcoreano que huye al Sur este año y el primero en hacerlo desde la dramática deserción de un militar que recibió cinco disparos de militares norcoreanos en su huida a través de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único área fronteriza donde soldados de las dos Coreas se ven cara a cara.

Durante aquel episodio, acaecido el 13 de noviembre y captado en vídeo, uno de los soldados del Norte cruzó brevemente la línea que separa ambos lados de la JSA, lo que unido a los disparos contra el desertor (que se realizaron en dirección al Sur) supuso una violación del alto el fuego que puso fin a la Guerra de Corea (1950-1953).

El incidente de hoy vuelve a cargar de tensión la frontera entre los dos países, que aún se mantienen técnicamente en guerra dado que el armisticio de 1953 nunca ha sido sustituido por un tratado de paz.

Por otra parte, otros dos norcoreanos, aparentemente civiles en este caso, expresaron su deseo de desertar al Sur tras ser encontrados a bordo de una barcaza a la deriva el miércoles, se indica en comunicado emitido hoy por el Ministerio de Unificación surcoreano.

La Marina interceptó la embarcación en el Mar de Japón (llamado "Mar del Este" en las dos Coreas) y sus dos ocupantes, dos varones de entre 40 y 50 años, están siendo interrogados por las autoridades competentes para comprobar si se trata de pescadores a la deriva o si su intención original era desertar.

Estos interrogatorios, gestionados por el Ministerio de Unificación, suelen ser muy exhaustivos ante la posibilidad de que el Norte infiltre operativos haciéndose pasar por desertores.

Según datos del JCS, unos 15 norcoreanos -incluyendo los cuatro soldados mencionados- han cruzado este año al Sur a través de la frontera intercoreana, una ruta poco habitual debido a lo fuertemente militarizada que está la zona, frente a solo 5 en 2016.

La mayoría de desertores norcoreanos opta por atravesar los ríos Amnok o Tumen para llegar a China y de ahí a un tercer país -principalmente Tailandia y Mongolia- donde piden asilo a través de las embajadas y consulados surcoreanos (algo que no pueden hacer en los de China, donde las autoridades los repatrían si los detectan).

Se cree que esta tendencia al alza en cuanto a deserciones a través de la frontera entre Norte y Sur podría deberse a los efectos sobre la población de los tres estrictos paquetes de sanciones económicas que la ONU ha aplicado este año a Corea del Norte por sus continuas pruebas de armamento.

Tags:

Lee también

Comentarios