Lo más visto

Más de Internacionales

Le Pen y Macron se disputan presidencia

Ciudadanos inconformes salen a votar hoy para decidir por los candidatos presidenciales que van a segunda vuelta en las elecciones francesas.
Enlace copiado
Segunda vuelta.  Marine Le Pen y Emmanuel Macron se enfrentan este domingo en segunda vuelta.

Segunda vuelta. Marine Le Pen y Emmanuel Macron se enfrentan este domingo en segunda vuelta.

Le Pen y Macron se disputan presidencia

Le Pen y Macron se disputan presidencia

Enlace copiado
Hamid Valal tiene 42 años y es electricista. Mientras toma café en la calle, aclara: “Aquí en esta zona viven muchos trabajadores y muchos jóvenes que no se sienten identificados con Emmanuel Macron”. “Para bien o para mal, yo votaré por él de todos modos, para evitar a Marine Le Pen”, se lamenta, en referencia al candidato centrista que se enfrentará en la segunda vuelta por la presidencia de Francia a la líder de la extrema derecha.

En la localidad de Villetaneuse, en las afueras de París, hay muchos que, como Valal, están desilusionados con el resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, que les dio a Macron y a Le Pen el pase a la segunda vuelta decisiva del 7 de mayo.

Otros tantos todavía no han decidido su voto para la próxima cita electoral.

En Villetaneuse, al norte de la capital, la población es tradicionalmente de izquierda. El 23 de abril, alrededor de un 45 % votó ahí por el candidato de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon. A escala nacional, sin embargo, el referente de la izquierda, conocido por sus elocuentes críticas contra la globalización y la Unión Europea, obtuvo un 19.6 % y quedó cuarto, por lo que no calificó para competir en segunda vuelta.

De cara a la elección de hoy, Mélenchon, de 65 años, dio a entender que votará por Macron, en una especie de elección por el mal menor, aunque evitó expresar un abierto apoyo a este candidato.

No acudirá a votar y no es el único que ha elegido esa alternativa. En la red social Twitter, numerosos usuarios expresaron su rechazo a través de la etiqueta #SansMoiLe7Mai, que sería algo así como “no cuenten conmigo el 7 de mayo” (literalmente significa “sin mí el 7 de mayo”).

Ya el mismo 23 de abril hubo gente que salió a las calles a manifestar su descontento con los resultados de la primera vuelta.

Electores de izquierda llamaron a votar “contra Le Pen y contra Macron” al mismo tiempo. En París se produjeron algunos disturbios.

Yakouti Hicham, director ejecutivo de una empresa de logística, todavía está indeciso. “O Macron o voto en blanco”, dice el hombre de 45 años, que se autodefine como “anticapitalista”.

La campaña de Mélenchon también había logrado atraer a las urnas a muchos escépticos de la política. Por ejemplo, a Samira. “Mélenchon es el único que me ha logrado convencer”, reconoce esta estudiante que nunca antes había ido a votar, pero esta vez decidió hacerlo a favor del candidato de izquierda. No obstante, para la segunda vuelta volverá a quedarse en su casa.

En el mercado de Passy, en París, el escenario es diferente. Ahí, en el adinerado distrito número 16, un 58.5 % de los votos de la primera vuelta fueron para el candidato conservador François Fillon, que terminó tercero con un 20 % a escala nacional, por lo que quedó fuera de competencia, al igual que Mélenchon.

Entre sus votantes la sensación también es de gran decepción.

El líder de Los Republicanos tampoco expresó un apoyo directo a Macron, pero llamó a sus seguidores a evitar la victoria de Le Pen.
 

Lee también

Comentarios