Liberan disidentes pero siguen dudas sobre acuerdo EUA-Cuba

Ni el gobierno de Obama ni el cubano hablaron públicamente sobre las puestas en libertad.
Enlace copiado
Liberan disidentes pero siguen dudas sobre acuerdo EUA-Cuba

Liberan disidentes pero siguen dudas sobre acuerdo EUA-Cuba

Liberan disidentes pero siguen dudas sobre acuerdo EUA-Cuba

Liberan disidentes pero siguen dudas sobre acuerdo EUA-Cuba

Enlace copiado
Tres disidentes recuperaron la libertad el jueves tras salir inesperadamente de prisión en lo que un destacado defensor de derechos humanos dijo era parte del acuerdo entre Cuba y Washington para dejar libres a 53 miembros de la oposición política de la isla.

Ni el gobierno de Obama ni el cubano hablaron públicamente sobre las puestas en libertad, que se suman a las preguntas sin respuesta que orbitan en torno al acuerdo y a planes para una distensión más amplia anunciada por los dos países el pasado 17 de diciembre.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puso fin a cinco décadas de hostilidades oficiales con el mando comunista isleño anunciando que, junto con intercambio de hombres retenidos por cargos de espionaje, avanzaría para retomar las relaciones diplomáticas, abandonar la idea de cambiar su sistema de gobierno de la lista de objetivos estadounidenses y emplear su poder ejecutivo para suavizar su histórico embargo.

Su homólogo cubano, Raúl Castro, dio la bienvenida al anuncio pero dijo que la distensión no llevaría a cuba a cambiar su sistema de partido único o su economía planificada por el estado.

Funcionarios estadounidenses dijeron a periodistas el 17 de diciembre que Cuba había accedido a poner en libertad a 53 detenidos, considerados por Washington presos políticos de alta prioridad. Castro dijo que saldrían de la cárcel "de forma unilateral".

Pero desde entonces, ninguno de los dos países identificó públicamente a ninguno de los miembros de esa lista ni anunció su liberación. Enfrentándose a críticas en su país, funcionarios estadounidenses dijeron que no esperaban que Cuba se moviese rápido para liberar a los prisioneros.

Apuntaron que Estados Unidos estaba evitando hacer quejas públicas que pudiesen provocar una reacción de los responsables cubanos. Para muchos estadounidenses de origen cubano y conservadores del país, la aparente falta de movimientos respaldaron las quejas de que el acuerdo negociado en secreto por Obama era demasiado opaco y no había logrado suficientes concesiones de Cuba.

"Es injusto para nosotros, cubanos y estadounidenses de origen cubano, no haber podido influir en esta situación con tanta relevancia para el futuro de Cuba", dijo Francisco "Pepe" Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana.

El miércoles, el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, dijo a la Associated Press que los gemelos Diango y Bianko Vargas Martín, de 19 años, fueron puestos en libertad sin ninguno de los procedimientos judiciales que acompañan al final de un caso político. Horas más tarde añadió que un tercer disidente, Enrique Figuerola Miranda, salió de prisión en circunstancias similares.

Sánchez dijo que creía que las tres puestas en libertad darían pie a la salida de la cárcel de más presos políticos. Si está en lo cierto, las críticas por el acuerdo con prisioneros podrían perder su impulso rápidamente. Pero la transparencia sobre el destino de los prisioneros podría responder solo una de las preguntas que siguen rodeando el acuerdo entre Cuba y Estados Unidos, alcanzado por pequeños equipos de negociadores reunidos a puerta cerrada durante 18 meses antes de que saliese a la luz pública.

Familiares de Rolando Sarraff Trujillo, un espía estadounidense que quedó libre por el acuerdo del mes pasado, dicen que están desconcertados porque aún no ha contactado con ellos. Y los cubanos se preguntan por qué el ex presidente Fidel Castro no ha dicho nada en público más de tres semanas después del anuncio.

Los gemelos liberados eran miembros de Unión Patriótica de Cuba, una pequeña formación disidente considerada el grupo antigubernamental más enérgico del país. Según Amnistía Internacional, fueron arrestados en diciembre de 2012 mientras intentaban volver a su casa en Santiago donde vivían con su madre, miembro del grupo disidente Damas de Blanco.

Fueron retenidos acusados de emplear violencia o intimidación contra un oficial del estado. "Son presos de conciencia y fueron liberados de inmediato y sin condiciones", dijo Sánchez. La madre de los gemelos, Miraida Martín, señaló que a sus hijos les dijeron que iban a ser trasladados a otras instalaciones pero una vez fuera de la cárcel de la parte oriental de la isla quedaron en libertad de inmediato y sin explicación.

"Creemos que están en la lista, pero no se ha dicho nada sobre eso", dijo. Hernández, de la Fundación Nacional Cubano Americana, dijo que había sido informado por la Casa Blanca de que la componente de Damas de Blanco Sonia Garro, su marido y un vecino quedaron en libertad como parte del acuerdo antes de que ambos gobiernos anunciasen los avances en la mejora de sus reuniones.

Tags:

  • cuba

Lee también

Comentarios

Newsletter