Lo más visto

Libertad de prensa bajo amenaza en la región

Desde una especie de asfixia con las regulaciones hasta la muerte de periodistas, este derecho está bajo amenaza.
Enlace copiado
Libertad de prensa bajo amenaza en la región

Libertad de prensa bajo amenaza en la región

Enlace copiado

La situación de la libertad de prensa en Latinoamérica “no invita al optimismo”, aseguraron ayer periodistas en un foro en Miami (Florida, Estados Unidos), que discutió la amenaza que suponen los gobiernos autoritarios y la violencia contra los comunicadores.

El foro congregó a la periodista cubana independiente Yoani Sánchez, y a Ricardo Trotti, director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), más otras entidades relacionadas con el periodismo y los derechos humanos, como antesala al Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra hoy.

El presidente de la SIP, el peruano Gustavo Mohme, señaló que desde mayo de 2017 hasta la fecha han sido asesinados 23 periodistas en el ejercicio de su profesión.

Brasil, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras y México, escenario de algunos de esos crímenes, son democracias “funcionales” como muchos de los países de la región; pero, señala Mohme, a pesar de eso “proliferan las restricciones al ejercicio del periodismo”.

Esas trabas van desde regulaciones y decretos, al estrangulamiento financiero de los medios, la censura, el acoso y finalmente la muerte.

“Seguimos habitando un país en el que cualquier intento de difundir noticias o promover opiniones diferentes al Gobierno puede ser considerado un delito de propaganda enemiga”, se lamentó Sánchez durante el foro, organizado también por la Fundación por los Derechos Humanos en Cuba.

Mostró, de igual forma, preocupación por las crecientes restricciones al trabajo de los periodistas y la persistencia del “autoritarismo” en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Para Carlos Sánchez Berzaín, director ejecutivo del Instituto Interamericano por la Democracia (IID), otra de las entidades organizadoras del evento, la libertad de prensa es otra de las afectadas por el eje que domina este siglo: “democracia versus dictadura”.

Además de Cuba y Venezuela, Mohme señaló que Nicaragua es otro de los países donde los comunicadores enfrentan presiones incluso sobre sus vidas.

Los periodistas de Nicaragua, en coordinación con los “autoconvocados” de ese país, anunciaron un plantón este jueves.

En el plantón del 3 de mayo, los periodistas exigirán justicia por la muerte del reportero Ángel Gahona, muerto de un disparo el 21 de abril pasado cuando transmitía en Facebook Live las protestas.

También mostrarán su descontento con el cierre temporal de al menos cinco televisoras por parte del Gobierno, y la destrucción de la Radio Darío a manos de fuerzas de choque de Ortega o “turbas”, liderados por la Juventud Sandinista, en la ciudad de León, de acuerdo con las declaraciones de los trabajadores.

Y aunque no se mencionó de manera directa en el foro de Miami, o en otros informes, al parecer Guatemala está comenzando a retroceder.

El embajador de Estados Unidos en Guatemala, Luis Arreaga, aseguró ayer que en el país está amenazada la libertad de prensa.

“Cualquier limitación a las libertades de la prensa es una amenaza a la voz de la sociedad guatemalteca y actualmente está sucediendo”, manifestó Arreaga.

En la vecina Honduras, el panorama también da poco lugar para ser optimistas.

Nueve de cada 10 crímenes contra comunicadores sociales en Honduras, ocurridos entre 2001 y 2017, están en la impunidad, informó ayer una fuente oficial.

El estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH) indicó en un comunicado que “en el 92 % de los casos, los responsables se cobijan con el manto de la impunidad”. El informe añade que 32 periodistas, comunicadores sociales, locutores, fotógrafos, camarógrafos y propietarios de medios de comunicación murieron violentamente entre 2014 y 2017.

Según el CONADEH, de los 18 departamentos que tiene Honduras, en al menos 14 se ha registrado la muerte violenta de una o más personas ligadas a los medios de comunicación. En el departamento de Francisco Morazán, región central del país, donde se localiza la capital hondureña, Tegucigalpa, el CONADEH registra 18 muertes violentas de comunicadores.

Siempre en conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés) advirtió que 44 periodistas perdieron la vida ejerciendo su trabajo en lo que va de año. La organización denunció en un comunicado que los decesos de reporteros en los primeros cinco meses del año equivalen a un aumento del 57 % respecto de las 28 muertes registradas en el mismo período de 2017, de manera violenta.

Hasta ahora los países más peligrosos para los medios han sido Afganistán, con 11 muertos, México (4), Siria (4), Ecuador (3), la India (3) y el Yemen (3).

Lee también

Comentarios