Los 10 peores países para ir a la escuela si eres niña (y qué país latinoamericano es el mejor del mundo)

Las niñas que viven en algunos lugares del mundo tienen el doble de posibilidades que los niños de perder la educación que les permitiría salir de la pobreza. ¿Dónde se encuentran?

Enlace copiado
Enlace copiado

Las discusiones en las escuelas de los países más desarrollados son a menudo sobre sus prioridades, como a qué materias se les debería dar más importancia, qué alumnos necesitan un apoyo extra o en qué se necesita invertir más presupuesto.

Pero para las familias que viven en la mayoría de países en vías de desarrollo, las preocupaciones sobre la educación de niñas y niños suelen ser tan básicas como ¿ será posible mandar a nuestros hijos a la escuela?

Los datos de Naciones Unidas sugieren que en la última década hubo "casi cero progreso" para solucionar el acceso a educación en algunos de los países más pobres del mundo.

Por otro lado, en un informe publicado por la misma organización a finales de septiembre y que examinó la calidad de la educación, las conclusiones fueron sorprendentes: más de 600 millones de niños que están en las aulas no están aprendiendo casi nada.

Y en las dificultades para acceder a la educación, por supuesto, también influye el género.

En muchos países del mundo, se espera que las niñas trabajen -generalmente, en el hogar o cuidando de sus otros hermanos- en lugar de ir a la escuela. Y muchas se casan siendo adolescentes, acabando con cualquier posibilidad de recibir una formación.

Mujer en Niger
Getty
Images
En
Níger, cuatro de cada cinco mujeres adultas son analfabetas.

Por ello, no deja de ser paradójico que mientras las niñas de los países occidentales ricos suelen estar por delante que los niños en lo que a logros académicos y calificaciones se refiere, las que viven en los países más pobres tienen más posibilidades de acabar fuera de la escuela.

Por eso, con motivo del Día Internacional de la Niña fijado por la ONU el 11 de octubre, la campaña para el desarrollo One publicó una clasificación con los lugares donde resulta más difícil para las niñas obtener una educación.

Zonas de conflicto

En los diez países que encabezan el ranking -9 de los cuales se encuentran en África- , es mayor el número de niñas que no acuden a la escuela que el de niños.

Se trata de países con condiciones frágiles, donde muchas familias viven bajo el umbral de la pobreza, sin acceso a salud o una nutrición adecuada, y en ocasiones duramente afectadas por desplazamientos motivados por guerras o conflictos.

Según la ONU, las niñas que viven en zonas de conflicto tienen el doble de posibilidades que los niños de perderse su educación.

Esta clasificación está basada principalmente en datos del Instituto de Estadística de la UNESCO sobre criterios como la proporción de niñas sin plaza en la escuela primaria y en la secundaria, la proporción de aquellas que completan ambos niveles, el número medio de niñas que acuden a la escuela, las tasas de analfabetismo entre mujeres, el nivel de formación de los profesores de cada país, el número de alumnos a cargo de cada profesor o el gasto público destinado a educación.

En el caso de algunos países como Siria no existen suficientes datos fiables para ser incluidos en el listado.

Así, y de acuerdo a la clasificación de One , estos son los países en los que es más difícil para las niñas recibir una educación:

  1. S udán del Sur, donde la guerra y altos niveles de violencia provocó la destrucción de multitud de escuelas y obligó a miles de familias a abandonar sus hogares. Casi tres cuartas partes de las niñas del país más joven del mundo ni siquiera llegan a la escuela primaria.
  2. República Centroafricana, donde cada profesor tiene a 80 alumnos de media a su cargo.
  3. Níger, donde el número de mujeres alfabetizadas entre 15 y 24 años es de solo el 17%.
  4. Afganistán, con una amplia brecha de género y más niños en la escuela que niñas.
  5. Chad, donde los muchos problemas sociales y económicos obstaculizan el acceso de las niñas a recibir educación.
  6. Mali, donde solo el 38% de las niñas termina la escuela primaria.
  7. Guinea, donde el tiempo medio de educación recibida por las mujeres mayores de 25 años fue de menos de un año.
  8. Burkina Faso, donde solo el 1% de las adolescentes concluye la secundaria.
  9. Liberia, donde casi dos tercios del alumnado que debería estudiar en primaria están fuera de la escuela.
  10. Etiopía, donde dos de cada cinco niñas se casan antes de los 18 años.
Niña estudia en una escuela de Sudán del Sur.
AFP
Millones de niñas no pueden acceder a la escuela en Sudán del Sur, afectado por la guerra y los conflictos en los últimos años.

¿Y en América Latina?

La situación de los territorios latinoamericanos es, según esta clasificación, notablemente mejor. Haití, en el 30º puesto, es el país de la región peor clasificado, donde menos de la mitad de las niñas terminan la escuela primaria.

En el otro extremo de la lista se encuentra, precisamente, otro país caribeño. Cuba, reconocido mundialmente por su modelo educativo y calificado por la UNESCO como "un ejemplo para el mundo" , es considerado también el que tiene los mejores indicadores del planeta sobre el acceso de las niñas a la escuela.

Niña cubana leyendo en clase
AFP
El modelo educativo de Cuba es siempre un referente mundial.

Según los datos de One, el 99,7% de las niñas cubanas finalizan la educación primaria y el 86,4% la secundaria.

Falta de profesores cualificados

La escasez de profesores suele ser un problema común para mejorar la educación de los países más pobres.

El año pasado, la ONU dijo que se deberán contratar otros 69 millones de docentes antes de 2030 si se quieren cumplir los objetivos mundiales fijados en el ámbito educativo.

"Más de 130 millones de niñas aún están fuera de la escuela, es decir, más de 130 millones de potenciales ingenieras, empresarias, profesoras y políticas cuyo liderazgo se está perdiendo el mundo", dijo la presidenta de la campaña One , Gayle Smith.

Para Smith, el fracaso en la educación de las niñas es una "crisis global que perpetúa la pobreza".

Lee también

Comentarios

Newsletter