Los 13 abogados del “Chapo” Guzmán

Los defensores legales del capo permanecen entre la fama y los recursos de amparo que salvan a su jefe de la extradición para enfrentar los cargos que se le atribuyen en Estados Unidos.
Enlace copiado
Defensor.  Juan Pablo Badillo, abogado del capo, muestra documentos afuera del penal del Altiplano.

Defensor. Juan Pablo Badillo, abogado del capo, muestra documentos afuera del penal del Altiplano.

Los 13 abogados del “Chapo” Guzmán

Los 13 abogados del “Chapo” Guzmán

Enlace copiado
Los abogados han tenido un papel de suma importancia en la vida del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán. Desde su primera captura en 2014, el capo contrató una cuadrilla de abogados que lo ayudó a evitar la extradición a Estados Unidos y que lo asistieron en la corte. Los especialistas en materia penal también lo han apoyado a la hora de planificar sus reconocidas fugas de cárceles de máxima seguridad.

El líder del cartel de Sinaloa se valió de la asesoría de un abogado cuando el 15 de julio de 2015 realizó su fenomenal fuga de la cárcel del Altiplano.

Según un reporte del periódico español El País, el narcotraficante cuenta con una cuadrilla de 13 abogados que le da asistencia y que lo defiende de la temida extradición para enfrentar los cargos que le pesan en al menos seis estados norteamericanos.

Juan Pablo Badillo, abogado de 74 años, es la pieza más antigua en su equipo y fue quien lo defendió en su primera detención en Guatemala. Badillo dice en la actualidad que cuenta con seis amparos para evitar que su cliente sea extraditado de México a Estados Unidos, según El País.

El distintivo de otro de sus mejores protectores, Óscar Manuel Gómez Núñez, es haberlo ayudado a escapar por segunda ocasión en 2015.

Gómez llevó a cabo la tarea de servir de enlace entre el capo y los constructores del túnel por el que escapó. Este letrado se encuentra bajo prisión en la misma cárcel de la que ayudó a escapar a su jefe.

Desde que “el Chapo” fue recapturado en enero ha peleado por presentar amparos para no ser extraditado de México. Andrés Francisco Castillo Flores está a la cabeza de quienes lo defienden de la extradición. José Luis González Meza es otro miembro del equipo. No le cobra al acaudalado capo por sus servicios. Preside la ONG Comisión Nacional de los Derechos Humanos General Lazo Cárdenas del Río. Fue quien presentó una orden ante la Procuraduría General de México (PGR) en contra del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, por el caso Ayotzinapa. Fue también el defensor del exdirector de la Normal Rural de Ayotzinapa cuando fue llamado a declarar por la desaparición de los 43 estudiantes en Guerrero.

González Meza se ha mantenido a la defensa de los derechos humanos del capo, diciendo que se le mantiene completamente aislado en el Altiplano y que no le dejan ver a sus familiares ni recibir visitas.

“Me levantan a pasar lista en el día cada hora y en la noche cada dos horas, y hay un perro al lado que ladra mucho y también me espanta el sueño”, citaban las palabras del propio “Chapo” en un comunicado que fue entregado a la prensa por González.

Las autoridades federales mexicanas negaron esta versión y afirmaron que a Guzmán Loera se le trata como un convicto más dentro de la cárcel.

El abogado del narco que ahora es el más conocido es Andrés Granados Flores. Fue a él a quien las autoridades mexicanas siguieron la pista por meses mientras servía de contacto con el motivo de la obsesión del capo, Kate del Castillo. Él era quien también negociaba para la película basada en la vida de su jefe.

Lee también

Comentarios

Newsletter