Lo más visto

“Los animales abandonados son vidas importantes"

Chien Chi-Cheng, una joven veterinaria de Taiwán, se suicidó con el mismo fármaco con el que sacrificó a cientos de perros por abandono y expresó en una carta su descontentó por la eutanasia animal en su país.
Enlace copiado
“Los animales abandonados son vidas importantes

“Los animales abandonados son vidas importantes"

“Los animales abandonados son vidas importantes

“Los animales abandonados son vidas importantes"

“Los animales abandonados son vidas importantes

“Los animales abandonados son vidas importantes"

“Los animales abandonados son vidas importantes

“Los animales abandonados son vidas importantes"

“Los animales abandonados son vidas importantes

“Los animales abandonados son vidas importantes"

Enlace copiado
Su nombre era Chien Chih-Cheng y era veterinaria en Taiwán, lugar donde, cabe mencionar, hace unos días se aprobó una ley que prohíbe la eutanasia animal y que entró en vigencia desde esta semana. Sin embargo, la historia de Chien fue una piedra fundamental para la aprobación de esta ley, la cual se tomó a partir de una nota escrita previamente a su suicidio.

“Espero que mi partida les permita darse cuenta que los animales abandonados también son vidas (...) Por favor, valoren la vida”, explicaba en su carta la joven veterinaria justo antes de ingerir el mismo fármaco con el que tantas veces había sacrificado a los perros abandonados en las calles. La notica fue retomada por la cadena internacional BBC Mundo, quienes aseguran que, este acto suicida, fue altamente comentado en Taiwán, llevando a las autoridades a cambiar la disposición de ley con respecto a la eutanasia animal.


El consultorio de Chien era una clara muestra de su pasión por los animales.

Chien se suicidó el pasado 5 de mayo de 2016. Sobre su vida, Winnie Lai, su compañera de trabajo, expresó que “con frecuencia trabajaba horas extras, poquísimas veces se tomaba su receso para almorzar y sacrificaba sus vacaciones para darles a los perros más atención y para ofrecerles una vida mejor".

Chien era graduada de la mejor universidad de Taiwán y con la calificación más alta en la prueba que deben presentar las personas que quieren trabajar en el sector público. Sin embargo, optó por dedicarse personalmente al cuidado de muchas mascotas que habían sido abandonadas año tras año en Taiwán.

Ante la noticia de su suicido, la sociedad taiwanesa reaccionó con rabia. Muchas personas se enfocaron en el trágico final de la joven veterinaria, mientras que otras se centraron en cuestionar por qué los trabajadores que luchan contra el abandono de mascotas estaban sometidos a tanta presión. Lai aseguró que en más de una ocasión Chien le confesó lo difícil que era sacrificar animales de esa forma masiva. "Fui a casa y lloré toda la noche", le dijo.

Según los datos recopilados por la BBC Mundo, solo Chien tenía un registro de haber sacrificado a 700 animales en dos años, por lo que, tras su suicidio, la prensa taiwanesa la apodó como "la hermosa asesina". "Decían que era una carnicera...Con frecuencia nos regañan. Algunas personas nos dicen que iremos al infierno. Aseguran que nos gusta matar y que somos crueles", indicóa Kao Yu-jie, otra de las compañeras de Chien en el refugio. "Pero la gente sigue abandonando a sus perros. Escuchamos cualquier tipo de razón: su perro es demasiado irascible o no es suficientemente irascible, ladra mucho o no ladra lo suficiente", agregó.


Los colegas de la joven veterinaria lamentaron su pérdida.

Según la BBC Mundo, en Taiwán, solo en 2015 fueron sacrificados alrededor de 10,900 animales, mientras que otros 8,600 murieron el año pasado de otras causas, como enfermedades.

Este caso, luego de varias discusiones en el parlamento de Taiwán, ha llevado a que se aprobara el pasado mes de diciembre la ley para derogar la eutanasia animal, la cual comenzó a será puesta en práctica desde este 4 de febrero de 2017. De igual forma, Taiwán aumentará un 40% el presupuesto gubernamental dedicado a los refugios de animales y a crear campañas para incentivar a la gente a practicar la adopción de mascotas.


Miles de perros y demás animales eran sacrificados ante la situación de abandono en Taiwán.

De esta forma, el sacrificio de Chien parece que generó el cambio radical que ella deseaba. 


Tras la carta y suicidió de Chien, el gobierno de Taiwán derogó la eutanasia animal.

Tags:

  • chien chi-cheng
  • taiwán
  • eutanasia animal

Lee también

Comentarios