Los escándalos de corrupción sacuden al PP de Mariano Rajoy

Registros policiales, detenciones y comparecencias en los juzgados lastran la imagen del Partido Popular (PP).
Enlace copiado
Los escándalos de corrupción sacuden al PP de Mariano Rajoy

Los escándalos de corrupción sacuden al PP de Mariano Rajoy

Enlace copiado
La imagen del Partido Popular (PP) del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, volvió a verse ayer sacudida por una catarata de noticias vinculadas a presuntos casos de corrupción en las más altas instancias del partido.

En un mismo día coincidieron nuevos registros de las fuerzas de seguridad en una empresa sospechosa de financiar ilegalmente al PP; la comparecencia en los juzgados de Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid y figura clave del partido; y sospechas de que se intentó frenar las investigaciones desde el poder.

Los diversos frentes informativos coparon los medios un día después de la detención de Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid sospechoso de desfalco, y dos días después de que el propio Rajoy fuese citado a declarar como testigo en uno de los mayores escándalos de corrupción de los últimos años.

“En La Moncloa y el PP viven esa situación muy incómodos y molestos por la pérdida de una gran oportunidad política, con los rivales internos debilitados y el escenario internacional inestable e incierto”, resumió el diario El País sobre una semana especialmente negativa para la imagen de la formación conservadora.

Ayer por la mañana comenzó con la imagen de Aguirre ingresando en los juzgados entre gritos de “choriza” (ladrona) para declarar como testigo en el caso Gürtel, una de las mayores tramas de corrupción de las últimas décadas en España.

También Rajoy fue citado el martes como testigo en el mismo caso, un macroproceso con diversas piezas en torno de la presunta financiación ilegal del PP a través de una red de empresarios y funcionarios del partido con focos en Madrid y Valencia.

Detención

La declaración de Aguirre se dio un día después de que Ignacio González, su antiguo hombre de confianza y sucesor al frente de la Comunidad de Madrid en 2012, fue detenido como sospechoso de liderar una trama corrupta que desvió fondos de la empresa de aguas públicas Canal de Isabel II, que González presidió de 2003 a 2012.

“Estoy convencida de que no ha podido hacer semejante cosa”, comentó ayer Aguirre en una entrevista sobre su antiguo “número dos”. “Si lo ha hecho, le puedo asegurar que para mí, es un disgusto, un mazazo, algo que me deja verdaderamente conmovida”.

Lee también

Comentarios

Newsletter