Lo más visto

Los escenarios en una eventual presidencia de Donald Trump

Los planes del candidato republicano de construir el muro con México y deportar a todos los indocumentados son vistos como inviables, debido a los altísimos costos.
Enlace copiado
Los escenarios en una eventual presidencia de Donald Trump

Los escenarios en una eventual presidencia de Donald Trump

Los escenarios en una eventual presidencia de Donald Trump

Los escenarios en una eventual presidencia de Donald Trump

Enlace copiado
El 20 de enero de 2017 Donald J. Trump podría jurar su cargo como presidente de Estados Unidos en el Capitolio en Washington. A cinco meses de su 71 cumpleaños, se convertiría entonces en el mandatario de mayor edad del país, siete meses mayor que Ronald Reagan cuando llegó al poder. Eso si gana las elecciones del 8 de noviembre, una idea que ha desatado preocupación y temor. ¿Está justificado?

Todo indica que en política exterior, Trump se orientaría según su lema “Estados Unidos primero”, con lo que pretende cambiar de base la postura geopolítica de la superpotencia estadounidense. Ya lo resumió con una contundente frase en abril de 2015: “Quiero que el mundo nos devuelva lo que le hemos dado”.

El republicano también definiría el sentido de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la defensa que ofrece la alianza. Por ejemplo, haría pagar a países como Alemania, Corea del Sur o Japón por la “protección” de Estados Unidos.

“Esto tiene algo de la extorsión por protección propia de la mafia”, señala Marc Redlich, director del Boston Warburg Chapter of the American Council of Germany en Harvard.

El temperamento y la irritabilidad del republicano hacen prever un cambio profundo del tono entre Estados Unidos y el resto del mundo.

Otros temas clave de su mandato serían una actuación mucho más dura frente a la inmigración ilegal y la migración en general. Cientos de veces ha repetido su proyecto de construir un muro en la frontera con México: en la totalidad de los 300 kilómetros de frontera compartida se levantaría así una pared de entre 10 y 15 metros de altura de acero y “maravilloso” hormigón.

Analistas independientes calculan los costes en unos $25,000 millones.

Miles de millones de dólares

En cuanto a los planes de Trump de deportar a los migrantes que entraron al país de forma ilegal, la realidad es que se necesitarían redadas a gran escala en restaurantes, granjas, fábricas y obras de construcción para hacerlo, además de una ampliación enorme del personal de la Policía y las autoridades, sin olvidar el traslado de unas 11 millones de personas.

El American Action Forum, un “tanque de pensamiento” conservador de Washington, calcula el coste total de la medida en $600,000 millones, por lo que su implementación es bastante improbable.

Para hacer algunos cambios, Trump necesitaría el apoyo del Congreso. Apenas podría intervenir en solitario en temas como la “Obamacare” –como es conocida la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama– o en la legislación fiscal.

Como presidente, tendría el poder de renegociar el acuerdo nuclear con Irán y también podría prohibir la entrada al país a los musulmanes, como ha amenazado en ocasiones. Pero los cambios más fuertes que podrían producirse durante una eventual presidencia de Trump afectarían a la composición del Tribunal Supremo.

El diario The Washington Post encuestó a todos los biógrafos de Trump sobre sus expectativas en el caso de que se convierta en presidente. Las respuestas, coinciden: un presidente Trump haría lo que ha prometido el candidato Trump. Solo hay un único Trump y no habrá una versión 2.0 mejorada o ampliada. Nunca.

Tags:

  • estados unidos
  • elecciones presidenciales
  • hillary clinton
  • donald trump
  • barack obama

Lee también

Comentarios