Lo más visto

Más de Internacionales

Los inmigrantes que más se escolarizan en EUA son de El Salvador

Un estudio del BID encontró que los inmigrantes salvadoreños son los que más han retomado sus estudios al llegar a EUA. El nivel de aprendizaje de esta población también es mayor al que tienen en su país de origen.

Enlace copiado
Radiografía.  La causa principal para emigrar sigue siendo la violencia,  le sigue la superación económica y la reunificación familiar.

Radiografía. La causa principal para emigrar sigue siendo la violencia, le sigue la superación económica y la reunificación familiar.

Enlace copiado

Una parte de los inmigrantes salvadoreños retoma sus estudios al llegar a Estados Unidos y lo hacen más que los guatemaltecos y hondureños; también tienen un grado de educación mayor al de la población en su país de origen, de acuerdo a un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentado el miércoles pasado.

El grado de escolarización de los inmigrantes originarios de El Salvador, Honduras y Guatemala es, en todos los casos, con una mayoría que ha completado la escuela secundaria. Además, "los migrantes guatemaltecos y hondureños tienen un nivel educativo significativamente menor que el de los salvadoreños", afirma el estudio "Tras los pasos del migrante: perspectivas y experiencias de la migración de El Salvador, Guatemala y Honduras en Estados Unidos", publicado en el marco del Día Internacional del Migrante que se celebra cada 18 de diciembre.

Solo una pequeña proporción de migrantes retoma sus estudios en Estados Unidos (13 %). En este caso, la mayor proporción corresponde a los migrantes de El Salvador (16 %). Por otra parte, un 11 % realizó algún tipo de capacitación laboral.

El BID también revela la fuga del capital humano de Centroamérica, pero en los últimos años hay más migrantes retornados, lo que representa una oportunidad para los países de origen.

Los migrantes retornados tienen "mayor capital humano que la población local", dijo el BID.

Males persistentes

La precaria situación económica en la que vive la mayoría de ciudadanos de Centroamérica, y la persistencia de pandillas, siguen siendo las principales causas que motivan a los ciudadanos de estos países a migrar ilegalmente a Estados Unidos.

El BID muestra una radiografía de la situación que viven las personas que decidieron huir al país norteamericano.

Entre otros hallazgos, el estudio indica que el 9 % de la población de El Salvador, Guatemala y Honduras, vive en Estados Unidos (3 millones de personas), y el 60 % de ellas lo hace de manera irregular.

De acuerdo con el estudio del BID, la falta de oportunidades económicas y los altos niveles de pobreza han impulsado la migración de muchos habitantes del Triángulo Norte, siendo los jóvenes los que más deciden migrar debido a que las posibilidades de conseguir empleos de calidad en sus países de origen son limitadas.

Según la Encuesta a Migrantes del Triángulo Norte 2018, realizada a 1,859 migrantes y que es parte del estudio, el 74 % de los migrantes reportan que las razones económicas son una de las principales motivaciones para migrar, siendo una causa más fuerte para los migrantes de Honduras (75 %) y Guatemala ( 87%) en comparación con El Salvador (68 %).

Entre los que reportan haber migrado por razones económicas, la mitad señala estar motivada por el desempleo en el país (49 %).

Por su parte, una mayor proporción de salvadoreños (54 %) identifica al desempleo como la principal razón económica de la migración, el 35 % de los migrantes manifiesta que no hay suficiente trabajo o que el salario es muy bajo en sus países para cubrir sus necesidades.

El salario mínimo en El Salvador es de $300 en las áreas de comercio, servicio e industria, y $295 para las áreas textil, maquila y confección.

La canasta básica urbana, que incluye 11 productos (pan, tortillas, arroz, carnes, grasas, huevos, leche fluida, frutas, frijoles, verduras y azúcar) tiene un costo familiar de $199.49 , de acuerdo con datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos del Ministerio de Economía (Digestyc), a agosto del año en curso.

Mientras, la canasta básica rural, que solo incluye nueve productos (se eliminan el pan y las verduras), tiene un costo de $145.35.

A esta situación económica se suma la inseguridad que se vive en El Salvador, Honduras y Guatemala producto del accionar de las pandillas que controlan los barrios pobres y marginados de estas naciones.

El documento indica que, entre los que reportaron la violencia como causal de la migración, la presencia de pandillas (45 %), en particular para los salvadoreños, fue un factor determinante en la decisión de trasladarse a Estados Unidos, y en concordancia con este resultado, la principal razón para no regresar a su país de origen es la violencia (43 %).

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), que Estados Unidos busca erradicar, el Barrio 18 y otras minoritarias que poseen más de 600 grupos en todo el país y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.

Con una tasa promedio de 38 muertes por cada 100,000 habitantes, el Triángulo Norte presenta una tasa de homicidios mayor a la global (6.1) y a la de América Latina y el Caribe (22.3).

La presencia de pandillas, la extorsión y el narcotráfico contribuyen al flujo constante de personas en busca de nuevas oportunidades en Estados Unidos, apunta el Banco Interamericano de Desarrollo.

Anualmente más de 300,000 personas, mayoritariamente jóvenes, emprenden el viaje desde El Salvador, Honduras y Guatemala.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines