Los “papeles de Panamá” desatan reacciones en todo el mundo

Investigación periodística revela detalles de personalidades a escala mundial que utilizaron servicios de bufete panameño para crear empresas en paraísos fiscales, una práctica que el reporte asegura no es ilegal.
Enlace copiado
Enlace copiado
La filtración masiva de los “papeles de Panamá” desató ayer una convulsión mundial que obligó a numerosos gobiernos a anunciar investigaciones fiscales, pero los principales afectados, entre ellos los presidentes Vladimir Putin y Mauricio Macri o el futbolista Lionel Messi, negaron cualquier implicación en el escándalo o minimizaron su alcance.

Como en los mejores tiempos de la guerra fría, el Kremlin aseguró que la filtración de los documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en desviar fortunas a paraísos fiscales, solo persigue “desestabilizar” a Rusia y desacreditar al presidente Putin.

El escándalo, que pasa por ser la mayor filtración periodística de la historia, abarca más de 11 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, y afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, entre ellos varios jefes o ex jefes de Estado.

En el caso de Putin, la investigación difundida el domingo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) revela cómo varios empresarios y al menos un amigo personal del presidente ruso gestionaron hasta $2,000 millones a través de bancos y sociedades fantasma.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó de poco profesional la investigación, en la que ha participado más de un centenar de medios de comunicación, y acusó al Consorcio Internacional de Periodistas de ser una tapadera para “antiguos miembros” de la CIA y del Departamento de Estado de EUA.

En España, la Fiscalía decidió abrir diligencias para investigar la presunta existencia de actividades delictivas tras aparecer en la documentación publicada los nombres de la hermana del rey Juan Carlos, Pilar de Borbón; el director de cine Pedro Almodóvar y el futbolista Lionel Messi, del Fútbol Club Barcelona, ya investigado en España por otro delito fiscal.

La familia Messi reaccionó a la noticia con un comunicado en el que aseguró que nunca ha usado la sociedad que vincularía a Leo Messi con los denominados “papeles de Panamá” y que los abogados del jugador están “estudiando acciones legales” contra los medios que han difundido la información.

En Argentina la Presidencia de la Nación salió también al paso de las acusaciones y afirmó que el jefe de Estado argentino, Mauricio Macri, “nunca tuvo” una participación en el capital de la sociedad Fleg Trading Ltd de las Bahamas.

En Lima, el Gobierno peruano se mostró partidario de que la Fiscalía investigue “con celeridad” la información según la cual destacados políticos y empresarios peruanos fueron asesorados por el bufete panameño para la creación de sociedades opacas.

Otro de los afectados por el escándalo, el primer ministro islandés, Sigmundur David Gunnlaugsson, se mostró muy nervioso durante una entrevista en televisión en la que fue interrogado sobre el escándalo, pero descartó dimitir tras publicarse que junto a su esposa tuvo una empresa en un paraíso fiscal.

Gunnlaugsson y su mujer, Sigurlaug Pálsdóttir, eran dueños de una sociedad de Islas Vírgenes Británicas llamada Wintris, que tenía casi $4 millones en bonos en los tres principales bancos islandeses, que se hundieron en la crisis de 2008.

Salpica a Cameron

En Londres, el escándalo salpicó también al primer ministro británico, David Cameron, cuyo padre, Ian Cameron, fallecido en 2010, usó los servicios del bufete panameño para blindar su empresa Blairmore Holdings Inc de la hacienda británica.

Según la documentación publicada, otros tres exparlamentarios del partido conservador, una docena de donantes de formaciones políticas y seis miembros actuales de la Cámara de los Lores figuran en los papeles.

El ICIJ remarcó que los documentos no sugieren en ningún momento que las personas señalados hayan hecho algo ilegal o que la familia de David Cameron no pagara sus impuestos en Reino Unido.

Ramón Fonseca, cofundador de la empresa Mossack Fonseca, dijo ayer al canal 13 Telemetro de Panamá que su empresa solo se dedica a formar sociedades que vende a inversionistas y no interviene en cómo son utilizadas esas firmas.

Tags:

  • panamá papers
  • mossack fonseca
  • paraisos fiscales
  • offshore

Lee también

Comentarios

Newsletter