Lo más visto

Más de Internacionales

Lula concluye gira por estado de Minas Gerais con un grito contra las élites

"La élite brasileña nunca se preocupó en educar al pueblo porque sus hijos podían ir a Europa a estudiar", comentó Lula ante la militancia del Partido de los Trabajadores (PT). Actualmente, las encuestas electorales lo sitúan como primera opción para ser el próximo presidente de Brasil.

Enlace copiado
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva participó en un acto político ayer en la Plaza de la Estación en Belo Horizonte (Brasil). EFE/Paulo Fonseca

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva participó en un acto político ayer en la Plaza de la Estación en Belo Horizonte (Brasil). EFE/Paulo Fonseca

Enlace copiado

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva terminó ayer una gira de una semana por varias ciudades del estado de Minas Gerais (sudeste) con un grito contra las élites y en un momento en el que las encuestas electorales le sitúan como primera opción para ser el próximo mandatario del país.

Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y fue condenado este año en primera instancia por supuesta corrupción, concluyó su periplo minero en la capital regional, Belo Horizonte, donde reunió a cientos de simpatizantes en un ambiente de precampaña.

El exmandatario reiteró sus críticas contra el actual Gobierno del presidente Michel Temer y contra una élite que, en su opinión, se ha despreocupado históricamente del desarrollo del país.

"La élite brasileña nunca se preocupó en educar al pueblo porque sus hijos podían ir a Europa a estudiar", comentó ante la militancia del Partido de los Trabajadores (PT).

Lula aseveró que están "destruindo" el país y que los recortes en educación suponen "el aborto del futuro de Brasil".

"La sociedad precisa levantar la cabeza para no sufrir en el siglo XXI el atraso sufrido en el siglo XX", afirmó.

En la plaza de la Estación, el líder socialista estuvo arropado por dirigentes del PT y por la expresidenta Dilma Rousseff, destituida el año pasado por el Congreso por supuestas irregularidades en el manejo de los presupuestos.

"Tenemos que resistir y luchar. Vamos a reconstruir la democracia en Brasil y reconquistar el respeto internacional de este país", manifestó Rousseff, que nació precisamente en Belo Horizonte y ya acompañó a su antecesor en la Presidencia y padrino político en el inicio del viaje.

El cierre de esta gira de ocho días, en la que Lula ha recorrido más de 1,500 kilómetros y una veintena de ciudades, coincide con la divulgación de un sondeo elaborado por el instituto Ibope.

En esa encuesta, Lula aparece en primer lugar con el 35 % en intención de voto, seguido por el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro, defensor de la última dictadura (1964-1985), que recoge el 13 % de los apoyos.

En otros sondeos realizados recientemente Lula aparece como primera opción en todos los escenarios, un dato que contrasta con el deseo de una mayoría de encuestados por verle entre rejas ante los siete procesos que afronta en la Justicia penal, la mayoría relacionados con la trama corrupta destapada en Petrobras.

Sin embargo, su candidatura es aún una incógnita, ya que, a pesar de haber manifestado en repetidas ocasiones su deseo por participar en los comicios de 2018, la misma está en manos de los tribunales.

En julio pasado el expresidente fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero una vez que el juez dio por comprobado que se benefició de la gigantesca trama corrupta que operó durante años en la petrolera estatal.

Esa causa se fundamenta en la supuesta entrega al exmandatario de un apartamento en el balneario paulista de Guarujá por parte de la constructora OAS, a cambio de presuntos "favores políticos".

La sentencia fue recurrido a un tribunal de segunda instancia, que, de ratificar la condena, impedirá a Lula ser candidato a las elecciones presidenciales previstas para octubre del año próximo.

"Espero que me pidan disculpas", dijo el exjefe de Estado de los fiscales que le acusan.

Y agregó que ya probó una vez como presidente y quiere "probar de nuevo" porque "la economía solo dará resultado el día en que se incluya al pobre en el presupuesto" del país.

La de Minas Gerais es la segunda gira por Brasil del exmandatario este año tras la realizada entre el 17 de agosto y el 5 de septiembre por la región nordeste, la más pobre del país.

También en autobús, el líder progresista recorrió entonces más de 4,000 kilómetros por 32 ciudades de los nueve estados que componen la región nordeste del gigante suramericano.

Tags:

  • Luiz Inácio Lula da Silva
  • Lula
  • Brasil

Lee también

Comentarios