Macron, el presidente más joven de la historia de Francia

Los líderes de UE respiran tranquilos después de la incontestable victoria de Emmanuel Macron, quien aseguró trabajar por la “unidad de la nación” y que defenderá “a Francia y a Europa”.
Enlace copiado
Antes, en un discurso solemne de victoria en televisión, Macron se comprometió a restañar las divisiones sociales expuestas por la enconada campaña electoral de Francia.

Antes, en un discurso solemne de victoria en televisión, Macron se comprometió a restañar las divisiones sociales expuestas por la enconada campaña electoral de Francia.

Macron, el presidente más joven de la historia de Francia

Macron, el presidente más joven de la historia de Francia

Enlace copiado
El candidato centrista Emmanuel Macron se convertirá en el presidente más joven de la historia de Francia tras alzarse ayer como ganador de la segunda vuelta de las elecciones, en las que se enfrentó a la ultraderechista Marine Le Pen, según las primeras proyecciones.

El candidato proeuropeo, de 39 años, se impuso con un 65.1 % y un 65.5 % de los votos, frente a los 34.5 % y los 34.9 % que habría conseguido Le Pen, según las emisoras France 2 y TF1. Las proyecciones están basadas en resultados iniciales parciales publicados por el Ministerio del Interior.

Le Pen, de 48 años, admitió su derrota y llamó a Macron para felicitarlo, según dijo en su primera comparecencia tras conocer esas proyecciones.

Por su parte, Macron valoró su victoria como un nuevo capítulo en la historia del país. Se está abriendo un nuevo capítulo “de esperanza y confianza recobrada”, señaló.

Los comicios, a los que estaban llamados 47 millones de franceses, se siguieron con especial interés y nerviosismo también fuera del país, ya que una victoria de Le Pen, muy crítica con la Unión Europea, habría supuesto una fuerte sacudida para el bloque.

Macron, exministro de Economía con el presidente François Hollande y exbanquero de inversión, defiende al contrario un claro curso proeuropeo.

Se espera que asuma el cargo el 14 de mayo o antes. Entonces se convertirá en el presidente más joven del país.

Gran favorito

Macron partía como favorito en las encuestas y había sido el candidato más votado en la primera vuelta de los comicios el 23 de abril, cuando cosechó un 24 % de los votos, seguido de cerca por Le Pen, con un 21.3 %.

Tras votar ayer acompañado de su esposa, Brigitte, en la localidad de Le Touquet, en el norte del país, cerca del canal de La Mancha, Macron se trasladó a París para celebrar su victoria junto a sus seguidores en el Museo del Louvre, en el corazón de la capital francesa. Sus seguidores comenzaron a reunirse en la plaza ante el museo.

La zona fue evacuada brevemente para realizar un control de seguridad, una medida rutinaria como la que suele adoptarse en casos en los que se encuentran paquetes sospechosos, explicó una fuente policial. Poco después se levantó la alerta.

Macron insistió en que la tarea que queda por delante es “inmensa”, y pidió a los que han votado por él que vuelvan a respaldar en las legislativas de junio a su plataforma política para “construir una mayoría (de gobierno) verdadera, fuerte, una mayoría del cambio al que el país aspira”.

“Esta mayoría de cambio es lo que espero de ustedes en seis semanas, porque los sigo necesitando”, señaló.

Macron, que rindió homenaje a sus “compañeros de ruta”, a su “familia” y a sus “allegados”, advirtió que lo que vendrá ahora “no será todos los días fácil; la tarea será dura”.

Prometió a su auditorio que les dirá la verdad, que les protegerá y que su objetivo es unir y reconciliar.

El presidente electo reconoció que una parte de los que le dieron su apoyo lo hicieron pese a no estar de acuerdo con sus ideas, “solo por la república, contra el extremismo”. Su mensaje para ellos fue: “Protegeré la república”.

A ellos les dijo que hará todo lo posible para que dentro de cinco años “no tengan ninguna razón para votar al extremismo”.

UE optimista

Los líderes de las instituciones de la Unión Europea (UE) respiran tranquilos después de la incontestable victoria de Macron y confían en que ello contribuirá a una Europa “más fuerte y justa”.

“¡Enhorabuena, Emmanuel Macron! Feliz de que los franceses hayan elegido un futuro europeo. Juntos por una Europa más fuerte y más justa”, escribió el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en un mensaje en Twitter pocos minutos después de conocerse las primeras estimaciones oficiales.

Los máximos dirigentes de la UE fueron inusualmente rápidos en reaccionar a los resultados de la segunda vuelta de los comicios, en la que Macron se ha impuesto a la candidata ultraderechista, Marine Le Pen, con un 65 % de los votos, según las primeras proyecciones de los institutos demoscópicos.

No es de extrañar si se tiene en cuenta que en Bruselas los comicios franceses se habían interpretado como una suerte de referéndum sobre la UE, bajo la asunción de que la victoria de Le Pen, que proponía la salida de Francia del euro y un referéndum sobre su retirada del bloque comunitario, habría asestado un duro golpe al ya maltrecho proyecto europeo.

Es por ello que las felicitaciones transmitidas a un candidato que, contrariamente a la costumbre, había recibido el apoyo explícito de las instituciones, resuman alivio e interpretan la victoria de Macron como la de los valores europeos.

“Me alegro de que las ideas que ha defendido de una Europa fuerte y progresista que protege a todos sus ciudadanos sean aquellas que Francia bajo su presidencia va a presentar durante el debate sobre el futuro de Europa”, afirma Juncker en la carta que ha enviado al político francés para felicitarle en nombre de todo el colegio de comisarios.

En ella, subraya que durante la campaña “exigente y difícil” se han opuesto dos visiones sobre el futuro del país “a veces diametralmente opuestas”, y recuerda a Macron que la construcción europea está “estrechamente ligada” a la de Francia.

Lee también

Comentarios

Newsletter