Marco Ramiro Lobo, del TSE de Honduras: "Sin un recuento total de votos, los resultados de las elecciones serán seguramente dudosos"

Uno de los cuatro magistrados que forman el Tribunal Electoral de Honduras, Marco Ramiro Lobo, está a favor de un recuento total al tiempo que señala errores y motivos de sospecha que deben ser investigados para acabar con la crisis que vive el país centroamericano después de las presidenciales del pasado 26 de noviembre y conocer quien gobernará el país en los cuatro próximos años.
Enlace copiado
Enlace copiado
Marco Ramiro Lobo, magistrado del Tribunal Electoral de Honduras
BBC
Para Marco Ramiro Lobo, magistrado del Tribunal Electoral de Honduras, se deben volver a contar todas las actas de las elecciones presidenciales.

La decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras de contar uno a uno los votos de 4.753 urnas cuyas actas no fueron transmitidas el día de las elecciones del día 26 no es suficiente para la Alianza de la Oposición, que lleva días exigiendo un nuevo recuento absoluto.

Tampoco lo es para uno de los cuatro magistrados del TSE, Marco Ramiro Lobo, quien opina que no repetir este conteo total supondría dejar sin resolver todas las dudas tras estas elecciones .

Sin embargo, reconoce que llegar a esta medida excepcional pasaría antes por un acuerdo entre partidos.

Lobo, que se ha convertido en la única voz abiertamente crítica del proceso llevado a cabo por el organismo del que él mismo forma parte, considera que hubo errores y motivos de sospecha que deben ser investigados para acabar con esta crisis.

BBC Mundo habló sobre las complicaciones de este proceso con el magistrado, quien considera que se necesitarán agotar todos los plazos legales por lo que se podría no tener una declaratoria oficial de quién fue el ganador de los comicios hasta el próximo 26 de diciembre.

¿Qué opina de la última decisión de contar uno a uno los votos de las 4.753 urnas que no fueron transmitidas el día de las elecciones?

Sin duda es importante, aunque debería acompañarse también de la revisión a los cuadernos de votación donde está registrado el número de personas que votaron en cada mesa, y compararlo con el número de papeletas que hay en cada una. Pero creo que es un avance importante.

Quizá la parte más lamentable es que no es una decisión del TSE, sino que es el consenso de otros factores externos al tribunal como la representante de negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, que han tenido una influencia muy importante para que el tribunal haya accedido a revisar estas casi 5.000 maletas electorales.

Recuento de votos en Honduras.
Reuters
Un recuento de votos de 4.753 urnas para determinar el ganador de las elecciones en Honduras no convence a la oposición.

¿Cree que esta medida será suficiente para esclarecer todas las dudas que hay sobre el proceso?

Yo considero que se deben volver a contar todas las actas. Debemos revisar cada una de ellas y generar un resultado que sea el reflejo de únicamente lo que contienen las maletas electorales. Si para aportar transparencia debemos contar las 18.103, debemos hacerlo para ofrecer un resultado que sea aceptado por todos los participantes en el proceso.

Así que está de acuerdo en recontar todos los votos desde cero, como solicita la Alianza.

Lo veo positivo. Probablemente sería la solución al conflicto que se está enfrentando en este momento y de esclarecer de forma definitiva cuál es el resultado. Podría ser una luz al final del camino que nos pudiese llevar a solventar esta situación.

Pero el TSE no acepta hacer ese recuento total.

El conflicto ya ha rebasado al TSE y sería un acuerdo entre los principales líderes de los dos partidos que disputan la presidencia, acompañado por observadores internacionales, lo que pudiera dar lugar a un escrutinio definitivo del proceso. Esa decisión no la va a tomar el TSE, no puede. El acuerdo debería ser legalizado después por el TSE mediante la aprobación de un escrutinio especial.

¿Sin un nuevo recuento desde cero, cree que los resultados finales van a ser creíbles?

Sin un recuento total de votos, los resultados de las elecciones serán seguramente dudosos. Van a ser aceptados por quienes resulten beneficiados, pero indudablemente los otros no lo van aceptar. Y eso va a significar más hondureños en las calles, más protestas y, seguramente, más represión por parte de la policía.

Protesta a favor del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.
EPA
Protestas a favor y en contra del gobierno se sucedieron en Honduras tras las elecciones del 26 de noviembre.

La Organización de Estados Americanos dijo que no descarta pedir la repetición de elecciones si no se aclaran las irregularidades.

Yo creo que es más importante esclarecer este proceso. Un segundo proceso sería muy complicado. Probablemente, no se aceptaría que este TSE dirija ese proceso, lo que significaría que habría que elegir uno nuevo y eso demoraría mucho más tiempo.

¿Cómo define la actuación del TSE en este cuestionado proceso electoral?

El TSE ha cometido algunos errores que han contribuido a parte de lo que se está generando. El día de las elecciones, el tribunal prolongó la primera divulgación de resultados hasta diez horas después de haber concluido la votación, y eso generó en la población la expectativa de que algo estaba ocurriendo y que algo malo se estaba preparando desde el tribunal.

Luego, la instrucción del presidente de parar el escrutinio el lunes, y obviamente el punto más delicado, la caída del sistema que se prolongó por cinco horas. Luego se mantuvo por forma intermitente y volvió a fallar otras 5 horas.

¿Usted cree que esa caída del sistema fue un accidente, viendo cómo ganaba el candidato de la oposición y que, al arreglarse el sistema, era el candidato oficialista quien iba en cabeza?

Creo que se tiene que investigar, es prematuro decir qué pasó. Genera dudas que haya fallado el sistema y que se revirtieran las tendencias, y es una duda muy fijada en el pueblo hondureño y también en mí como magistrado.

Así que cree que es una duda razonable.

Es razonable, y nuestra obligación como TSE es evacuar esa duda, descubrir qué ocurrió y si tuvo incidencia en el resultado o en la reversión de la tendencia de votos.

Presidente del Tribunal Electoral de Honduras, David Matamoros.
Reuters
Para Lobo, es importante que el presidente del Tribunal Electoral de Honduras, David Matamoros, reconozca que el organismo cometió errores.

¿Es el TSE el principal responsable de esta crisis?

Creo que tiene parte de la responsabilidad, compartida con una ley electoral desfasada y que no contribuye mucho.

¿Cuál es la principal petición que usted le está haciendo al presidente del tribunal, David Matamoros, para intentar solucionar esta crisis?

Hay que reconocer que se han cometido errores en el tribunal, y eso es importante que el presidente lo reconozca. Pedirle un poco de flexibilidad en relación a las peticiones que hace la Alianza de la Oposición para clarificar aquellas partes nebulosas del proceso, y que al final podamos tener proceso limpio.

¿La politización del tribunal es responsable de lo que ocurre?

Sí. Aunque teóricamente no sea "partidizado", en la práctica sí lo es. Quienes asumimos cargos lo hacemos en representación de partidos políticos [Lobo representa al pequeño Partido de Unificación Democrática] sin estar todos representados entre los cuatro magistrados, teniendo en cuenta que hay diez partidos [los partidos que forman la Alianza no están representados]. Y eso, obviamente, es parte de la crisis que se está viviendo en este momento.

¿Y usted cómo ve que personas elegidas por solo algunos partidos políticos conformen el máximo organismo a cargo de algo tan delicado como unas elecciones?

Vamos a necesitar que se revise ese mecanismo para garantizar a todos los partidos. O que todos estén, o que quienes estén, representen a todos. Porque la ley electoral es muy anticuada.

Urnas de votación en Honduras.
AFP
Se estima que el recuento de votos terminaría el lunes 11, aunque no habrá una declaratoria final hasta cerca de fin de mes.

¿Cuánto influye en la actuación del presidente del TSE el hecho de que fuera elegido por el Partido Nacional, del que fue incluso diputado?

De alguna manera, hay injerencia de todos los partidos en quienes los representan en el tribunal. Con excepción mía, que no he recibido ni un llamado del partido en que he militado. Pero creo que los magistrados debemos ser más independientes en nuestras decisiones y debemos cumplir nuestras responsabilidades que nos manda la Constitución y la ley electoral.

¿Comprende que Nasralla diga que el TSE está contaminado, que su partido no lo reconoce y que prefiere que se encargue del recuento un tribunal internacional?

Entiendo la desconfianza que ha generado el TSE en la Alianza. Sin embargo, creo que de acuerdo a nuestra legislación interna, constitucionalmente el órgano responsable de los procesos electorales es el TSE.

Si fuera un simple ciudadano y le preguntara por los resultados electorales y si cree que se están publicando de manera transparente, ¿qué me diría?

Yo no estaría satisfecho. Ya veíamos antes del proceso electoral encuestas de 7 de cada 10 hondureños que expresaban desconfianza del TSE del cual formo parte.

Y creo que esa desconfianza se ha acrecentado después del proceso, ya que nosotros como tribunal no hemos contribuido a mejorar la imagen de una institución tan importante y con tanta responsabilidad que es capaz de provocar las situaciones que están sucediendo en el país.

Parece difícil que la población vaya a recuperar esa confianza en ustedes a corto plazo.

Sí, es difícil. Según el nombramiento que tenemos, nuestro tiempo en el cargo acabaría en mayo de 2019. Sin embargo, creo que el Congreso Nacional debe revisar antes qué hacer con el TSE.

Disturbios en Honduras.
Reuters
Las demoras por el recuento de votos desencadenó en protestas y el gobierno decretó el toque de queda en el país.

¿Por qué decidió hablar y hacer estos comentarios críticos sobre la actuación del TSE?

Me motivó el ver cómo se estaban dando los hechos. Todos tenemos libertad para hablar. En mi caso respondo a mis apreciaciones, libertad de expresión de criterio.

Al interior del pleno del TSE no he recibido restricciones de ningún tipo ni exclusiones, al contrario, estoy en todos los espacios donde quiero estar y tengo esta libertad para expresar mi criterio.

Soy firme creyente de que el pueblo hondureño tiene derecho a estar informado y conocer qué hacemos nosotros cómo funcionarios, y a saber la verdad de lo que está ocurriendo.

Cada día surge una nueva noticia que dificulta entender cuándo se podrá tener una declaración oficial del ganador. ¿Qué viene ahora?

Tras la finalización del plazo para presentar impugnaciones el viernes a medianoche, el escrutinio especial de estas 4.753 mesas continuará todo el fin de semana y esperamos terminarlo el próximo lunes, 11 de diciembre.

Con todos estos acontecimientos, seguramente agotaremos hasta el último día permitido para hacer la declaratoria oficial, que sería el día 16.

Después habría 10 días para interponer recursos de nulidad contra todo el proceso, y en ese período evacuaríamos cada una de las nulidades para que el 26 de diciembre, un mes después de las elecciones como marca la ley, el proceso electoral pueda estar finalizado en su totalidad.

Lee también

Comentarios

Newsletter