Loading...

Martha Sepulveda, la primera persona sin una enfermedad terminal en aplicarse la eutanasia en Colombia

Martha Sepulveda será la primera paciente con un diagnostico no terminal que accederá a la aplicación de la eutanasia en Colombia.

Enlace copiado
Martha Sepulveda, la primera persona sin una enfermedad terminal en aplicarse la eutanasia en Colombia

Martha Sepulveda, la primera persona sin una enfermedad terminal en aplicarse la eutanasia en Colombia

Enlace copiado

Por medio de la Sentencia C-233, expedida por la Corte Constitucional de Colombia el pasado 23 de julio, se amplío el derecho fundamental a morir dignamente. El fallo cobija a aquellos pacientes que padezcan una enfermedad que les provoque intenso sufrimiento por lesión corporal o enfermedad grave incurable.

El acceso a la eutanasia era legal en Colombia desde 1997, pero única y exclusivamente podían acudir a esto personas con enfermedades terminales graves.

Con esta decisión la Corte modificó el artículo 106 del código penal en el cual se hablaba de homicidio por piedad o eutanasia como un delito. Una pena que cambia, sí y solo sí, el procedimiento es hecho por un médico, además de hacerse bajo el consentimiento libre e informado del paciente, quien debe sufrir de un padecimiento físico o psíquico a causa de alguna condición.

Martha Sepulveda será la primera paciente con un diagnostico no terminal que accederá a la aplicación de la eutanasia en el país, el próximo domingo 10 de octubre. Sufre de esclerosis lateral amiotrófica hace tres años, apenas puede caminar y los dolores en sus piernas se han intensificado a tal punto que debe apoyarse en alguien más para desplazarse, pues sus piernas no responden debido al intenso dolor.

Su condición no ha sido impedimento para ser feliz: ella tiene un panorama claro de la vida que le queda, no escatima en comer lo que se le antoja o en tomarse algunas cervezas de vez en cuando para amenizar las calurosas tardes del municipio de Bello, Antioquia.

En una entrevista con el periodista Juan David Laverde, de ‘Noticias Caracol’, Martha expresó con firmeza su deseo de acceder al procedimiento que terminará con su vida en los próximos seis días.

“Estoy más tranquila desde que me autorizaron el procedimiento, me río más y duermo más tranquila”, dijo al medio citado.

Si bien Martha es católica, está tranquila por haber tomado su decisión dado que no tiene reproches. Ella no ve como un pecado haber optado por acceder a este procedimiento clínico.

“Yo estoy totalmente tranquila. Me considero muy creyente de Dios, pero repito Dios no me quiere ver sufrir a mi y yo creo que a nadie. ¿ Qué padre quiere ver sufrir a sus hijos?”, afirmó al periodista Laverde.

“Yo sé que la vida la da la voluntad de Dios, pero yo creo que él me está permitiendo esto y me está premiando a mí porque no voy a estar postrada en una cama”, agregó.

Ella está muy segura: ‘sin pelos en la lengua’ habla sobre su muerte y el apoyo que ha recibido de su hijo y sus 11 hermanos, quienes, si bien en un primer momento no estaban muy de acuerdo con el plan de Martha, tampoco querían verla sufrir.

“Obvio que si no estuviera en este diagnóstico y me fuera a morir el domingo no estaría tranquila, pero con una esclerosis lateral en el estado que la tengo, lo mejor que me puede pasar es descansar”, expresó.

Federico Redondo, su hijo, mencionó que, a pesar del amor que siente por su madre, considera que sería un acto de egoísmo aferrarse a que ella viva postrada en una cama y sufriendo los embates de la enfermedad.

“A priori yo necesito a mi mamá, la quiero conmigo, casi que en cualquier condición, pero se que en sus palabras ya no vive, sobrevive. Estoy enfocado básicamente en hacerla reír y que su estancia en la tierra sea un poco más amena”, afirmó.

Martha, dijo, se va sin remordimientos y feliz por la vida que vivió. Habla en pasado sobre su presente, pues ya solo está a la espera de, algún día, encontrarse con sus seres queridos en otro plano.

La religiosidad no la abandona y sigue sus creencias con firmeza, nuevamente se aferra a Dios, pero sin mostrar dudas frente a lo que le espera en seis días.

“Usted no quiere que sus hijos sufran en absoluto. Yo soy hija de Dios porque él va a querer que yo sufra”, concluyó.

Si bien desde 1997 la eutanasia es legal en el país, desde 2015 se reglamentó y se empezaron a relizar los procedimientos en diferentes centros hospitalarios. Desde entonces se han aplicado 157 inyecciones, de las cuales 26 han sido en lo transcurrido del 2021.

Cabe aclarar que las personas asistidas con la eutanasia eran pacientes con enfermedades terminales.

Martha Sepulveda será la primera persona en hacer uso de su derecho a una muerte digna sin ser paciente diagnosticada con una enfermedad terminal.

Ella le dirá adiós a este plano el próximo domingo.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines